Local

La sorpresa de 2010

Ganadora del premio a la mejor película en el festival de Toronto y nominada a siete globos de oro; El Discurso del Rey, es una de las favoritas para los Oscar.

el 23 dic 2010 / 16:32 h.

TAGS:

Los que estamos pendientes de esas cosas (vamos, los que dedicamos buena parte de nuestro tiempo libre a ver, leer y respirar cine) lo hemos podido observar en no pocas ocasiones.

Una película de modesto presupuesto, un reparto sólido y la dirección de un cineasta no demasiado conocido comienza, poco a poco, a acaparar premios cada vez más importantes.

Los críticos comenzamos a hacernos eco de las grandezas de la cinta en cuestión y, casi sin quererlo, dicho título logra múltiples nominaciones para los Globos de Oro (la sempiterna antesala de los Oscar), posicionándose de forma inmejorable para que, a principios de año, logre situarse entre las cintas más nominadas a la preciada estatuilla, logrando incluso alzarse con ella en la ceremonia de entrega.

Así es como Shakespeare enamorado, Crash o Slumdog millionaire (por citar ejemplos recientes) llegaron a ser nombradas mejores películas del año, un camino que parece que este Discurso del rey está destinado a repetir.

La cinta se ocupa de Bertie (Colin Firth), heredero a la corona de Inglaterra que, afectado desde siempre de un angustioso tartamudeo, asciende al trono como Jorge VI cuando su país se encuentra al borde de la guerra y necesita desesperadamente un líder.

Su esposa Isabel (Helena Bonham Carter), la futura reina madre, le pondrá en contacto para ello con un excéntrico logopeda llamado Lionel Logue (Geoffrey Rush). A pesar del choque inicial, los dos se sumergen de lleno en una terapia poco ortodoxa que les llevará a establecer un vínculo inquebrantable.

Con el apoyo de Logue, su familia, su gobierno y Winston Churchill (Timothy Spall), el rey supera su afección y pronuncia un discurso radiofónico que inspirará a su pueblo y lo unirá en la batalla.

  • 1