Local

La subida de la factura de la luz dispara el gasto corriente del Consistorio

Pagará un 5% más al mes hasta que no renegocie su contrato como exige la ley

el 16 nov 2009 / 19:32 h.

TAGS:

La Delegación de Hacienda hace cuentas desde hace meses para intentar cuadrar los presupuestos ante la crisis y el agujero de las empresas municipales. En 2009 se logró reducir un 10% los gastos corrientes. Pero no es suficiente, y de ahí el plan de estabilidad que obligará al Consistorio a dejar que la Junta controle sus cuentas hasta 2012. Porque los ingresos se han reducido, y sin embargo hay gastos que siguen en ascenso. Es el caso de la factura de la luz: desde julio, cada mes sube un 5% con respecto al recibo anterior.


No es un problema de Sevilla, sino de todos los ayuntamientos que incluso se ha abordado en el seno de la Federación Española de Municipios, según informaron desde este organismo. La liberalización del sector energético obligaba a todos los consistorios a renegociar sus contratos. Pero muchos dejaron pasar el tiempo a la espera de que se definiese una estrategia conjunta o que Industria recapacitase. El problema es que en este tiempo la factura se ha disparado, porque uno de los elementos de esta normativa es un gravamen a aquellas administraciones que no renegocien sus contratos del 5% al mes. La FEMP ha solicitado, de momento sin éxito, que se exima a las instituciones locales de esta recarga.


La incidencia en las cuentas municipales no es alta, pero sí supone otra traba más para cuadrar los presupuestos. En las cuentas de 2009 aparecen tres partidas relacionadas con el suministro energético: 2,6 millones en servicios de carácter general, 4,5 millones en alumbrado y 543.461 euros en los semáforos. En total, 7,6 millones. Al ser una subida progresiva es suficiente para descuadrar las cuentas. Y para 2010 puede ser peor: el Consistorio tiene que renegociar su contrato, previsiblemente afrontar una oferta más cara, cerrar adecuadamente el ejercicio y liquidar las deudas pendientes. Hacienda asume que este proceso provocará un desajuste.


No es el único problema que tiene el Ayuntamiento y que ha sido sometido a debate en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias. En 2007, el Ayuntamiento, al igual que decenas de administraciones locales, introdujo una nueva tasa en las ordenanzas fiscales para gravar la utilización del espacio aéreo de la ciudad por parte de las operadoras de telefonía móvil. Éstas recurrieron en todos los ayuntamientos. Pese a que las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sirven como aval para los ayuntamientos, el proceso aún no está resuelto.


En estos momentos hay más 5,7 millones de euros pendientes de pago, que computan como derechos reconocidos pero que no ha ingresado el Ayuntamiento.

  • 1