Economía

La subida del 0,3% en el sueldo de los funcionarios valdrá 50 millones

Sindicatos y Gobierno acuerdan el alza para el próximo año y una cláusula de revisión

el 25 sep 2009 / 20:03 h.

Aunque los sindicatos plantearon un alza salarial para el empleo público del 1% para 2010, ayer aceptaron con su firma la propuesta del Gobierno, del 0,3%, que tendrá un coste de 50 millones. Eso sí, el acuerdo incluye una cláusula que garantiza el poder adquisitivo de los funcionarios en 2012.

La subida salarial del 0,3% firmada ayer por el Gobierno y los sindicatos mayoritarios de la función pública para 2010 tendrá un coste de 50 millones de euros y afectará a 2,6 millones de empleados públicos de todas las administraciones. Así lo dijo la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras firmar con los dirigentes sindicales de UGT Julio Lacuerda, de CCOO Enrique Fossoul y de CSI-CSIF Domingo Fernández, el Acuerdo para la Función Pública 2010-2012, que también incluye la normativa para desarrollar el Estatuto Básico del Empleado Público.

El texto contempla por primera vez una cláusula de revisión salarial que garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de los empleados públicos en 2012, fecha en la que el Ejecutivo se ha comprometido a realizar las alzas correspondientes a la pérdida de sueldo de los dos años anteriores.

De la Vega anunció también que el número de plazas de nuevo ingreso del personal en el sector público no superará el 15% de la tasa de reposición y se concentrará en "sectores prioritarios", que afectan a servicios esenciales.

Avanzó que es un acuerdo "razonable" que garantiza la prestación de servicios, al tiempo que "se ajusta a la austeridad que exigen los tiempos", por lo que especificó que la limitación no afectará a la Justicia, a la Sanidad, a la Educación, a las instituciones penitenciarias, a los servicios de empleo y a los ayuntamientos con menos de 50.000 habitantes.

El acuerdo también contempla una reducción de la tasa de temporalidad hasta un máximo del 8%, así como la "racionalización" de los recursos materiales y humanos en todas las administraciones.

Las tres partes firmantes del acuerdo mostraron su satisfacción por haber alcanzado un pacto "en tiempo de crisis" y en el marco del diálogo social y consideraron que "debe servir de ejemplo" para estimular otros acuerdos.

En este sentido, la vicepresidenta primera puso como ejemplo el "espíritu constructivo" y la "voluntad negociadora" de los sindicatos y dijo que el diálogo social es ahora "más necesario que nunca" y que "cuando hay generosidad, siempre se puede llegar al consenso".

El dirigente de UGT Julio Lacuerda se expresó en el mismo sentido y pidió a la CEOE que se "baje del monte" porque "es posible alcanzar un acuerdo". Por su parte, el líder de CCOO Enrique Fossoul añadió que "sólo con el diálogo social se podrá salir de la crisis" y criticó que la patronal y la derecha hayan querido "sacar ventajas" de la situación.

  • 1