Deportes

La subida del coste de la Davis permitirá más plazas que en 2004

La cubierta es adquirida a mitad de precio que la anterior pero se completa con unagrada supletoria.

el 28 oct 2011 / 19:58 h.

El coste de la organización de la Davis y los detalles de su organización empiezan a tomar forma. El Ayuntamiento, que firmó ayer el convenio con la Federación Española de Tenis, pagará en torno a los tres millones de euros entre infraestructuras, servicios, personal y el canon. Será casi un millón más de lo previsto inicialmente pero permitirá un incremento de las plazas para espectadores en el recinto: según las previsiones anunciadas por el gobierno local las localidades podrán superar en 1.000 plazas las registradas en 2004: se pueden alcanzar así las 26.000.

 

Este incremento respecto a la capacidad inicial, situada en 22.121 personas, según la estimación inicial del gobierno, procede del acuerdo al que finalmente llegó el gobierno local para adquirir la cubierta de la Davis. Al contrario de lo indicado el jueves por el gobierno local, el coste de la compra de la cubierta será de 476.786 euros -la mitad que en 2004, un desfase que ni el Ayuntamiento sabe a qué atribuir ya que la única diferencia entre ambas estructuras es una leve reducción del tamaño- y el resto hasta llegar a los más de 800.000 euros estimados que cuesta el contrato firmado con la firma Lanik proceden de la compra de una grada supletoria, con un precio de 355.637 euros, que permite incrementar las localidades en 5.501. De esta forma, según el gobierno local, se superarán en al menos mil localidades las plazas de 2004, lo que, a su vez, permitirá un incremento de los ingresos para afrontar los casi tres millones de euros que costará la celebración de la final.

Para después de la celebración de la Davis, al igual que ocurrió en 2004, queda la resolución del problema de reutilización de la estructura anunciada por el gobierno. El Consistorio se limitó ayer a señalar que la estructura se guardará en el Estadio Olímpico, en la sede del IMD, bajo vigilancia, hasta que se le encuentre un nuevo uso que, de momento, no está definido. En cualquier caso el PP insiste en que la adquisición de la cubierta está plenamente justificada: porque el coste de alquilarla podía ser hasta superior y porque era la única forma de garantizar que la instalación estuviera lista para la celebración de la Davis.

El cambio de planteamiento del gobierno local fue criticado por los dos grupos de la oposición. "Se están conociendo poco a poco decisiones que incrementan la cuenta de gastos de la Copa Davis. La celebración va a venir bien a la ciudad, pero el problema es cómo se negocia", apuntó el portavoz socialista, Juan Espadas, quien subrayó que el Ayuntamiento de Córdoba aún no ha podido justificar los pagos de la semifinal. Desde IU, formación que gestionó la anterior cubierta que fue robada, su portavoz reprochó al gobierno su actitud: "Al final han acabado haciendo lo mismo que criticaron en su momento. La Copa Davis pone a cada uno en su lugar.

  • 1