Local

La sucesión de Zapatero centra la jornada

Rajoy, al presidente: «Mientras decide su futuro nos hace perder el tiempo».

el 23 mar 2011 / 21:41 h.

TAGS:

José Luis Rodríguez Zapatero responde al PP ante la mirada de Pérez Rubalcaba.
La sesión de control al Gobierno celebrada ayer en el Congreso estuvo plagada de referencias veladas a la eventual sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero como cartel electoral del PSOE y, en ese contexto, el presidente del Congreso, José Bono, provocó la sonrisa de los parlamentarios al recordar a los diputados del PSOE que "no deben sustituir" al vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, al responder a la oposición.


Bono tuvo que terciar ante el alboroto con el que los diputados del PSOE recibieron la propuesta de adelantar las elecciones generales para hacerlas coincidir con las municipales y autonómicas del 22 de mayo que la líder de UPyD, Rosa Díez, lanzó al número dos del Ejecutivo aprovechando el debate que ambos mantuvieron durante la sesión de control al Gobierno.


La demanda de la diputada del Grupo Mixto inquietó a la bancada socialista, una reacción que llevó a Bono a tomar la palabra para pedir silencio. "Ruego que tengan en cuenta que no deben sustituir al vicepresidente del Gobierno y que es él el que debe contestar", puntualizó el presidente del Congreso con una sonrisa.


Minutos después, durante el duelo entre Rubalcaba y la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, Bono hizo el mismo recordatorio a los parlamentarios populares cuando fueron ellos los que ocasionaron revuelo en el hemiciclo. "Si no debe sustituirse al vicepresidente por su grupo, tampoco por el suyo", dijo Bono.


La eventual sustitución del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE como candidato de su partido en las próximas elecciones generales sobrevoló toda la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara Baja. Varios diputados aludieron a ella de forma velada, empezando por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la propia Díez. El primero lo hizo avisando a Zapatero de que está haciendo "perder a España un tiempo precioso" mientras decide su futuro; la segunda reclamando directamente un adelanto electoral para el 22 de mayo.

Poco después, Sáenz de Santamaría hacía referencia al "ruido" que se está produciendo dentro del PSOE por la sucesión. "Mire que la pregunta de hoy -por ayer- era bastante fácil porque no le estaba preguntando lo que va a decidir Zapatero el 2 de abril", le espetó la portavoz popular, provocando una sonrisa en el rostro de Zapatero.
En medio de este "ruido" de la sucesión surgió la figura de Carmen Chacón, que ayer ascendió un puesto en el banco azul del Gobierno por la ausencia de la vicepresidenta económica a primera hora.


Tomando posiciones. Pero esta algarabía no se quedó en el hemiciclo. En la (supuesta) carrera por la sucesión, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, escenificó ayer su preferencia y definió a Chacón como una "mujer joven, perfectamente preparada y con más futuro que pasado" y con unas "grandes posibilidades en su vida". No fue la única que recibió parabienes. El otro candidato, Rubalcaba, logró los elogios de Bono, a quien el diputado por Cádiz apoyó en el congreso socialista de 2000.

  • 1