martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

La tasa de agua subirá hasta un 11% en 2009 para costear las redes

Más austeridad en los próximos presupuestos municipales y congelar las actuales tasas son las principales medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ante la actual situación de crisis económica.

el 15 sep 2009 / 17:12 h.

TAGS:

Más austeridad en los próximos presupuestos municipales y congelar las actuales tasas son las principales medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ante la actual situación de crisis económica.

La congelación (o subida cero) se aplicará sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto de Construcciones (ICIO) y el Impuesto de Vehículos, según explicó la concejal de Economía, María José Borge, quien considera que "son los impuestos que más afectan a los ciudadanos". Con ello, dijo la edil, se pretende contribuir a "beneficiarlos en este momento de crisis".

Existe una excepción en el impuesto de vehículos, ya que en este caso quedan congelados todos excepto los turismos de más de 1.900 centímetros cúbicos y las motocicletas de más de 500 y que son la mayoría de los vehículos que tiene el parque móvil de la ciudad. El resto de tasas (piscina municipal, deportes municipales, talleres...) tendrán una subida conforme al IPC, es decir en torno a un 4'5%. A una media de 15 euros por curso, supone una subida inferior a un euro.

Estas nuevas ordenanzas fiscales, que serán aprobadas esta tarde por el pleno son posibles, según Borge, "gracias a que hemos manejado con prudencia la fase más favorable de la economía y ahora estamos en condiciones de abordar la fase más desfavorable".

Entre las novedades de estas ordenanzas destaca que, por primera vez, el usuario podrá pagar sus impuestos vía internet gracias a un convenio firmado con La Caixa. Del mismo modo, y también como novedad este año, se podrán pagar todos los impuestos de manera conjunta.

Sin embargo, el PP aseguró ayer que esta tarde votará en contra de estos impuestos locales por considerarlos demasiado gravosos, tanto para el ciudadano como para el empresario. Así, los populares piden una reducción de, al menos, un 20% en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

  • 1