Local

La tasa de alcohol de Ortega Cano revela una "ingesta considerable"

La directora del Instituto de Toxicología rechaza que diera ese nivel con una copa. Tumban la tesis de la defensa sobre la contaminación o deterioro de la sangre.

el 15 mar 2013 / 10:39 h.

TAGS:

La directora del Instituto de Toxicología que realizó el test de alcoholemia a la muestra de sangre de José Ortega Cano tras el accidente de tráfico que costó la vida a Carlos Parra explicó hoy que la tasa de 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre que ésta dio implica "una ingesta importante" previa, teniendo en cuenta que pasaron 2,45 horas desde el accidente a la extracción en el hospital Macarena y por tanto se estaba "en el proceso de eliminación" delalcohol.


La facultativa señaló que según los parámetros internacionales usados tanto por Toxicología como la DGT, en un varón de peso medio (unos 70 kilos) el pico máximo de concentración de alcohol en sangre se produce entre 30-40 minutos después de la última ingesta y a partir de ahí comienza la absorción del alcohol en sangre a razón de 0,15 gramos por litro cada hora, con lo que la eliminación total tarda entre 6 y 8 horas. Aportó también los valores que semanejan según los tipos de bebidas y explicó que un combinado -un camarero de La Alquería declaró ayer que minutos antes sirvió a Ortega Cano "un Ballantine's con cola"- da entre 0'25 y 0'32 mientras que con cava -el acusado declaró el primer día que se "mojó los labios" por la tarde con una copa que le ofrecieron- señaló que "tres vasos dan entre 0,47 y 0,60".

La experta añadió que con una tasa de alcohol entre 0,9 y 1,5 los síntomas son "inestabilidad emocional, mayor dominación de las inhibiciones, alteración del control y las percepciones sensoriales, cambio de comportamiento, sobrevaloración de las capacidades y salirse en las curvas". Preguntada si esa tasa es compatible con que el paciente estuviera, según los primeros médicos que le atendieron, "obnubilado, consciente y orientado", señaló que sí.

En la sesión de hoy también declaró el jefe de Hematología del Macarena, que explicó que
tras realizar a la muestra de sangre extraída a Ortega Cano las pruebas de compatibilidad para las transfusiones que se le hicieron, se suelen guardar las muestras 7 días refrigeradas en el Banco de Sangre pero al cuarto día recibieron la orden de conservarla para la Guardia Civil.

Señaló que se trasladó entonces a un frigorífico del laboratorio de Bioquímica justo al lado y que solo lo sabían él y la responsable del Banco de Sangre. En una y otras instalaciones nadie tuvo acceso a la muestra ya que hay personal trabajando 24 horas al día y de noche y los fines de semana se cierran incluso las instalaciones mientras se sigue trabajando dentro. Añadió que la muestra llegó en el tubo reglamentario e identificada.

Ambos también señalaron la improbabilidad de que el posible uso de soluciones alcohólicas en la desinfección de las heridas de Ortega Cano pudiera haber contaminado la sangre extraída ya que no se suelen usar esas soluciones, según el jefe de Hematología, y según la toxicóloga tendría que ser una gran cantidad. En cuanto al alcohol usado para limpiar la jeringuilla la directora del Instituto de Toxicología también señaló que su aportación a la muestra sería "imperceptible".

Más contundente fue el neurólogo y psiquiatra Fernando González, que a petición de las aseguradoras del diestro, calculó en un informe que la tasa de alcohol en el momento del choque debía ser de 1,63, lo que definió como “embriaguez completa” en la que se sufre “confusión mental” y “pérdida de agudeza visual” y de “consciencia de sí mismo y de la situación” que incapacita para reaccionar ante un riesgo. El defensor fue muy crítico con este testigo al cuestionar su falta de especialización toxicológica y el margen de error de esos cálculos.
 

Ortega Cano no hizo declaraciones al entrar ni al salir. Según su letrado, Enrique Trebolle, “está escuchando muchas cosas pero se mantiene dentro de su sobriedad y confiando en la Justicia”.

  • 1