Local

La tasa de apertura baja para pequeños comercios

Se gravarán grandes superficies y cambios de titularidad.

el 04 mar 2010 / 19:54 h.

TAGS:

Menos coste. La nueva medida abaratará la apertura de locales.

El sistema municipal de licencias para comercios, oficinas y todo tipo de establecimientos experimentará una sensible transformación en las próximas semanas. No sólo se agilizarán los permisos al introducir la fórmula de la declaración de responsabilidad para buena parte de los negocios, sino que el sistema de cobro a través de las tasas municipales se reestructurará. El resultado será una reducción del coste de apertura para los nuevos pequeños establecimientos y un incremento del coste para las grandes superficies y para las operaciones de traspaso. La hacienda de la administración local sólo se resentirá en un 1,7%, en torno a unos 300.000 euros, de los 2,5 millones presupuestados en 2009.

Hasta ahora para que un establecimiento obtenga una licencia de apertura puede tener que abonar dos tipos de cuota, bien un equivalente al IAE -que a su vez depende de factores como la ubicación del negocio- bien un porcentaje sobre el alquiler anual o el valor catastral del inmueble. En el caso de los cambios de titularidad, sin embargo, se aplica una cuota fija: 99,74 euros.

A partir de ahora para los nuevos negocios se tomará como único referente el tamaño del establecimiento, un sistema que, según explicó la delegada de Medio Ambiente, Encarnación Martínez, beneficiará a los pequeños establecimientos. La edil puso incluso algunos ejemplos: "Un taller de 74 metros cuadrados que antes pagaba 696 euros ahora pasará a abonar 600; una oficina de 98 metros cuadrados que pagaba 925, ahora le corresponderán 360". Según los datos de Medio Ambiente, más del 50% de los establecimientos tienen menos de 100 metros cuadrados y se verán beneficiados por la reducción de las tarifas.

A cambio se incrementarán sensiblemente las cuotas que pagaría una nueva superficie por abrir un negocio en Sevilla. A partir de 1.000 metros cuadrados, y con independencia del lugar en el que se ubique el negocio, se abonarán más de 2.700 euros, y el máximo serán los 22.000 euros que deberán pagar aquellos nuevos negocios que tengan que pedir licencias de apertura y que tengan una superficie superior a 20.000 metros cuadrados. Estas tarifas además beneficiarán a aquellas actividades como comercios, oficinas o academias a las que les baste con una declaración de responsabilidad para abrir, mientras que el coste será sensiblemente superior para aquellos establecimientos que requieran una licencia, como los relacionados con la hostelería o las discotecas.

El nuevo sistema gravará especialmente los cambios de titularidad de establecimientos que mantengan la misma actividad. De la citada cuota fija de 99 euros se pasará a un porcentaje del 25% sobre la tasa que le correspondería por abrir este nuevo negocio, lo que oscila entre los 60 euros de un pequeño negocio de menos de 50 metros cuadrados y los 5.500 euros que tendría que abonar por ejemplo un gran establecimiento de más de 20.000 metros cuadrados.

La ordenanza agilizará además todas las licencias y reforzará las inspecciones aleatorias por parte de Medio Ambiente.

  • 1