Local

La tasa policial investigada se disparó tras cambiar el sistema

La recaudación pasó de 2.500 a 10.000 euros tras dejarse de pagar en la Policía

el 10 mar 2011 / 20:06 h.

TAGS:

La tasa investigada por el Juzgado de Instrucción número 8 por supuestas irregularidades en los cobros por parte de la Policía Local apenas aportaba dinero a las arcas municipales. Pese a que varias empresas consultadas por este periódico, entre ellas Grúas Lozano o Grúas Maestranza, cifraban cada operación de traslado de mercancías pesadas o grúas de gran tamaño entre los 100 y los 150 euros, en los años 2007 y 2008 apenas se ingresaron unos 5.000 euros por este concepto. La cifra, según fuentes de la Delegación municipal de Hacienda, cayó significativamente un año después, en 2009, cuando sólo se recaudaron unos 2.500 euros. El pasado año, ya con una investigación judicial abierta y con un sistema modificado durante el último tramo del ejercicio, la recaudación se disparó. Se multiplicó por cuatro hasta rebasar los 10.000 euros.

Según estos datos, la ordenanza que regula la prestación de servicios por espectáculos públicos, grandes transportes, paso de caravanas o cualquier otro servicio especial que requiera la asistencia de la Policía apenas reportó 12.500 euros en tres años -de 2007 a 2009-. Según la normativa, el servicio se pagaba por horas. Cada 60 minutos se debían abonar 77,22 euros por coche policial y 30,88 por cada moto.

 El coste de los agentes oscilaba entre 9,48 y 17,76, según la categoría. Todo ello, recargable en un 50% si son servicios nocturnos y en medio euro por cada kilómetro recorrido por encima de los diez. Así, un servicio de noche con un patrullero durante una hora costaría unos 140 euros. El doble si se requieren otros 60 minutos para realizar el traslado o el espectáculo. El mínimo podrían ser dos motos de día, sólo un kilómetro y con dos agentes -sin mandos-, lo que sumaría unos 80 euros. En 2009, así no se pudieron alcanzar ni siquiera las veinte actuaciones.

Ese mismo año, en torno al mes de septiembre, se inició la investigación judicial después de que un agente de la Policía Local fuera detenido en el marco de una operación contra el tráfico de drogas, que se saldó con varios arrestos. Las pesquisas que se realizaron entonces obligaron a abrir otra vía de investigación en el seno del cuerpo de la Policía Local, en este caso por supuestas irregularidades en el cobro de unas tasas por prestación de servicios a empresas de transportes y mercancías por parte de agentes.

Las indagaciones se centraron en la unidad motorista y llegaron a provocar la declaración de una treintena de agentes ante una unidad interna impulsada por la magistrada, así como el registro de media docena de ordenadores que fueron retirados de la Jefatura de la Policía Local.

La juez, con la mediación del jefe de la Policía Local, José Aulet, configuró una unidad de investigación interna liderada por un intendente, un oficial y dos agentes. De sus trabajos y de la aparición de supuestos indicios de irregularidades en la gestión de estas tasas derivó una modificación del sistema de cobro de estas tasas fijadas por ordenanza.

En lugar de ser abonadas en mano a agentes de la Policía, se debe iniciar una tramitación en la Delegación de Movilidad y pagar la cuantía asignada a través de una transferencia bancaria supervisada por el Consistorio. Esta decisión se tomó avanzado 2010. Pero pese a esto, los datos económicos revelan una transformación en las cuentas de ese año: se multiplicaron por cuatro los ingresos respecto al año anterior.

Los cambios, no obstante, se habían iniciado unos meses antes. Poco después de tener conocimiento el Ayuntamiento de que había una investigación en marcha y coincidiendo con uno de los ejercicios con una recaudación más baja por la tasa municipal afectada.

En las ordenanzas fiscales de 2010, publicadas en el Boletín de la Provincia del 23 de diciembre de 2009, se introduce una modificación en la tasa afectada. No afecta a las cuantías ni a las líneas básicas de la ordenanza. Sólo a un aspecto, el régimen de declaración y de ingresos por este concepto. Se modifica con una nueva regulación en la que desaparece uno de los elementos del articulado: "La recaudación se llevará a cabo por la Policía Local en el momento de la prestación del servicio".

Pese a esto, según fuentes policiales, municipales, y algunas de las empresas consultadas por este periódico, hasta bien entrado el año 2010 no se materializó este cambio del sistema. La modificación se hizo además a instancias de la unidad que realiza la investigación interna en el seno de la Policía Local por supuestas irregularidades en los cobros de las tasas por transporte de mercancías por la ciudad.

 

  • 1