Local

La TDT cambiará los hábitos de consumo de los espectadores

Para la alta definición y la interactividad harán falta nuevos adaptadores.

el 31 mar 2010 / 21:34 h.

La implantación de la TDT en España, dos años antes de la fecha prevista por la UE, traerá no sólo una revolución tecnológica, sino que provocará cambios en los hábitos de consumo de televisión en España.

Los primeras modificaciones ya se notan en lo referente a una señal más nítida en la imagen y el sonido, muchos más canales -a finales de año pueden llegar a 30-, además de la implantación de servicios interactivos y la alta definición a medio plazo. Pero para muchos españoles el acceso a estos servicios irá aparejado de nuevos cambios ya que muchos descodificadores, especialmente los de primera generación, no dan acceso a la interactividad.

Por consiguiente, para poder acceder a la alta definición también serán necesarios nuevos adaptadores. La TDT también aportará informaciones útiles como guías electrónicas de programación, estado del tiempo, del tráfico o servicios de teletexto.Con este proceso, la televisión se une así a la denominada convergencia tecnológica, adaptándose a un sistema que codifica su señal en base binaria -como el ordenador, el teléfono móvil, el DVD o las cámaras de fotos-, permitiéndole almacenar información, transmitirla o procesarla.

La digitalización permite también un mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico, actualmente muy saturado, ya que donde antes se veía un canal de televisión, con la llegada de la TDT aumenta a cuatro, permitiendo también el formato 16:9, similar al formato cinematográfico.

En un reciente congreso, organizado por la Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (ASIMELEC), Tobías Martínez, director general de Abertis Telecom, apuntó la necesidad de desarrollar servicios avanzados. Por un lado, los servicios TDT de premium o de pago -hasta el momento sólo existe el canal de pago Gol TV- y por otro lado los de TDT móvil, por internet, de alta definición y, "en un futuro cercano", la televisión en tres dimensiones, en opinión de Tobías Martínez.

Para cuando el segundo apagón se produzca, es decir, cuando todas las cadenas tengan ya un múltiplex completo y definitivo en 2015, se producirá una liberación de una banda de frecuencias -la que existe de 790 a 862 megahercios- que es lo que se denomina dividendo digital. Estas frecuencias resultan idóneas para la prestación de nuevos servicios de banda ancha en movilidad, permitiendo una gran cobertura tanto en zonas urbanas como rurales. Esto supondrá avanzar en la reducción de la denominada brecha digital, logrando una mayor cohesión económica y social a lo largo del territorio.crecimiento económico.

El dividendo digital contribuirá al crecimiento económico, a la generación de nuevos empleos y al incremento de la productividad, según el ministerio de Industria. El coste total de este proceso de digitalización, que comenzó en 2004, ha sido de casi 290 millones de euros, pero ha provocado una inversión de 120 millones de euros por parte de las empresas, además de la creación de 40.000 puestos de trabajo, que continuarán hasta 2015. Los expertos, que hacen estudios de prospectiva, consideran que la multiplicidad de canales provocará el aumento de canales temáticos o dirigidos a un público muy específico.

Así, también redundará en beneficio de los publicistas, que podrán dirigir sus mensajes a un sector de la audiencia bien definido, acabando con la actual saturación publicitaria aparecida y regulada por las cadenas de televisión. La posibilidad de ver la televisión en un móvil o en el ordenador será suficiente para ver un cambio en los hábitos de consumo de la audiencia, en un escenario donde el aparato de televisión tradicional dejará de ser el centro de la sala de estar.

  • 1