Local

La técnico de Urbanismo admite que se manipuló la venta de Mercasevilla

Una de las imputadas en el caso Mercasevilla ha admitido a la Policía Judicial que el concurso público para la venta del suelo se manipuló en favor de Sando.

el 03 oct 2009 / 21:45 h.

TAGS:

María Victoria Bustamante, una de las imputadas por las irregularidades en la venta del suelo de Mercasevilla, ha reconocido a la Policía que el concurso estaba manipulado a favor de Sando. La técnico apunta a Mellet, Piñero y Pereira como los responsables. Mañana tendrá que explicar ante la juez los detalles.


Cuatro días después de que la juez le imputara en la causa abierta por las presuntas irregularidades en la venta del suelo de Mercasevilla, una de las técnicos que participó en la elaboración del pliego de condiciones del concurso público ha admitido que éste fue manipulado. Dos meses antes, en cambio, cuando acudió al juzgado en calidad de testigo negó este extremo, aunque reconoció ciertas anomalías en el procedimiento.


La confesión la realizó en el transcurso de una llamada telefónica al jefe de la Policía Judicial el pasado martes para comunicarle que la Gerencia de Urbanismo, donde es jefa de servicio de Vía Pública, le iba a retirar un ordenador en el que "había encontrado varios correos" de Fernando Mellet -ex director general de Mercasevilla e imputado principal en el caso- con "instrucciones para confeccionar el pliego de condiciones" para el concurso para la venta del suelo de la empresa pública. Bustamante, para evitar que esos correos se perdiesen, se llevó la CPU a su domicilio, donde la entregaría a la Policía Judicial voluntariamente.


Bustamante dijo al agente estar "presionada" y le relató que ella se encargó de valorar las cláusulas del concurso, salvo las de la parte económica, cometido de Juan Antonio Ripollés, economista imputado también en el caso. El mismo día en el que se abrieron las plicas de las empresas ofertantes, ella realizó un informe "con las valoraciones adjudicadas a cada participante", que luego entregó a Mellet y a la secretaria Regla Pereira, también imputada, aunque sólo en la causa abierta por el intento de cobro de comisiones ilegales.

Ellos debían encargarse de pasarlo a ordenador, pero "a la mañana siguiente" pudo comprobar que "se habían cambiado las valoraciones", por lo que se negó a firmarlo. Aquí es donde Bustamante introduce al vicesecretario Jorge Piñero, también imputado, ya que le cuenta a la Policía Judicial que éste le dijo "que si seguía ganando la empresa Sando, que los firmase".


Bustamante, que también es consejera de Mercasevilla, declaró hace dos meses en el juzgado como testigo, sin embargo, la juez decidió imputarla a ella y a Ripollés tras tomar declaración a Piñero, quien a su vez fue imputado por las acusaciones vertidas por estos dos técnicos, que comparecen mañana de nuevo en los juzgados.


Entonces, Bustamante aseguró que no sabía "si el concurso público había sido dirigido para otorgar a Sando la opción de compra", es más llegó a decir que de haber sido así "se hubiese inventado un pliego de condiciones más sencillo". De hecho, el concurso público se adjudicó en 2006 y hasta ahora no ha denunciado ante la Policía ni ante el juzgado como funcionaria esas irregularidades. Además, señaló a "Piñero o a Mellet" los que le indicaron que incluyera una cláusula de valoración de titularidades previas que a ella no le gustó "porque entendió que era una ventaja sobre los demás". En su declaración de julio, también indicó que Mellet y Piñero tuvieron una reunión para "fijar" los criterios y la dirección en la que se debía elaborar el pliego de condiciones.


Piñero, en cambio, señaló a la juez que Mellet le dijo que sería María Victoria Bustamante "realizaría el borrador del pliego de condiciones", ya que él desconocía los aspectos administrativos del concurso público. El letrado negó además que él y Mellet idearan una fórmula jurídica para que Sando resultase la adjudicataria del concurso pública. En cuanto a la cláusula a la que hacía alusión Bustamante, Piñero señaló que en el borrador que ella le pasó "ya venía la cláusula".


Bustamante se llevó el martes el ordenador que tenía en la Gerencia a su casa, donde acudió la Policía Judicial con una orden judicial. Ella lo entregó voluntariamente, pese que puede contener pruebas que no le beneficien, e incluso acudió al juzgado donde se revisó el contenido. Mañana está citada a declarar, junto con Ripollés, y la juez ya ha entregado a las partes esta nueva declaración.

  • 1