Local

La telebasura es universal

Programas como El diario de Patricia, envuelto en la polémica por el asesinato de una joven rusa a manos de su ex compañero sentimental días después de aparecer ambos en antena, proliferan en las televisiones europeas.

el 14 sep 2009 / 20:42 h.

TAGS:

Programas como El diario de Patricia, envuelto en la polémica por el asesinato de una joven rusa a manos de su ex compañero sentimental días después de aparecer ambos en antena, proliferan en las televisiones europeas. Eso sí, hasta ahora no se han producido casos tan graves.

El Gobierno dio el pasado viernes un toque de atención a las televisiones por su tratamiento de la violencia machista y las emplazó a una reunión, que tendrá lugar esta semana, para ponerle límites a esta situación. En España es donde ha saltado la alarma, pero los programas de telerealidad de la parrilla española no son una excepción en Europa.

En las cadenas privadas de la televisión alemana, por ejemplo, abundan los espacios en que parejas y ex parejas tratan de resolver o hablar de sus problemas, con resultados dispares. La semana pasada se dio un caso similar al de El diario de Patricia, aunque la víctima no murió, en el popular Oliver Geissen show, de la privada RTL.

Bajo el título Lágrimas de desesperación. ¿Por qué me haces tanto daño? se presentó un intento de reconciliación entre un joven de 25 años, Veysel, y su novia, Yanine, de 20. Veysel se presentó con una rosa y pidió perdón a la mujer a la que había pegado, encerrado en casa y amenazado repetidamente. Le prometió que iba a hacer una terapia para controlar su temperamento violento, pero fue rechazado. Dos días después, Veysel fue a buscar a Yanine y le pegó una paliza brutal, a lo que siguió una llamada telefónica en que le advertía que iba a matarla, puesto que tenía las armas para ello.

En los canales italianos proliferan programas en los que se siguen durante días y días casos de asesinatos de hijos por madres, hijos que matan a padres y hermanos o jóvenes degolladas, en los que intervienen todo tipo de personajes y donde los presuntos criminales son sometidos a bárbaras sentencias mediáticas, en la que la presunción de inocencia no se tiene en cuenta.

En Reino Unido hay dos programas de este tipo, The Jeremy Kyle show, en la cadena ITV, y The Trisha Goddard show, en Channel 5. En el primero se abordan temas familiares y asuntos de relaciones y en el segundo la conductora del programa, Trisha, escucha el testimonio de historias de varios invitados, que narran problemas personales.

Francia se salva. En Francia no hay programas de esta índole en las televisiones generalistas, mientras que en Rusia el espacio más parecido y el de mayor audiencia (pues hay similares en otros canales) es Digan lo que digan, del Canal 1 de la televisión pública. En Bélgica también existen programas en los que aparece gente que busca a un viejo amigo o amor, que quiere proponerle matrimonio a su pareja o que quiere dar las gracias a alguien de manera original, pero los contenidos están más controlados.

Por último, en Portugal no hay ahora mismo ningún programa de testimonios, aunque hasta hace poco se emitieron algunos tan polémicos como Fiel o infiel, que giraba en torno a una filmación con cámara oculta sobre la conducta de un hombre o una mujer cuando actores profesionales intentaban su seducción.

  • 1