Local

La tensión aumenta en Triana

Aparecen panfletos y actos vandálicos a tres días de la peatonalización.

el 15 dic 2009 / 22:32 h.

El último panfleto ofensivo contra el Gobierno municipal.
A tres días del cambio de circulación en distintas calles de Triana y de la peatonalización de San Jacinto, el ambiente en el barrio sigue enrarecido con nuevos carteles en contra del Gobierno municipal y actos vandálicos contra las señales de tráfico instaladas para reordenar la circulación. Mientras, las bases socialistas se movilizaron para apoyar las reformas en el barrio.

En concreto, nuevos panfletos ofensivos e insultantes vuelven a atentar contra el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, contra el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos y contra el delegado de Triana, Alberto Moriña. En coches, en comercios y en las paredes de las casas en algunas calles pueden verse estos carteles en los que se hace referencia directa al cambio en el tráfico en Triana como "el caos circulatorio que ha preparado el Ayuntamiento" y se denuncia una supuesta pérdida de aparcamiento. Fuentes municipales apuntaron que tienen indicios de que los panfletos los reparte un grupo de jóvenes que cobra por ello.

Juventudes Socialistas, por su parte, sigue defendiendo el modelo de movilidad y ayer aprobaron una resolución que apoya los cambios en Triana y los define como "punta de lanza de las políticas de progreso". Desde la plataforma Triana en positivo, que está a favor de la peatonalización y que a principios de mes fue objeto de otra serie de pasquines en el que se tildaba a sus miembros de "estómagos agradecidos del PSOE", no quisieron entrar en valorar los nuevos hechos: "Esto ha desembocado ya en una cuestión política de la que no nos sentimos parte", señaló su portavoz, Pedro Cervantes.

De entre los que sí están en contra del plan de tráfico, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Santa Cecilia, José Sánchez, afirmó que desconocía la existencia de los últimos carteles y actos vandálicos y que, en cualquier caso, se desmarcaban de estas acciones: "No tenemos que ver, no son nuestras formas. Nosotros hemos intentado siempre dialogar, aunque no hayamos tenido la respuesta que esperábamos por parte de Moriñas".

Lo que está claro es que el ambiente está caldeado. Varias señales de tráfico han sido atacadas e incluso arrancadas de cuajo. Y no es un caso aislado: a finales de noviembre fueron las cerraduras de la sede del distrito las que aparecieron selladas con silicona y con pintadas, una semana después de que el propio delegado del distrito y el de Movilidad, Francisco Fernández, tuvieron que abandonar una reunión por una constante "falta de respeto". Para convencer de que los cambios viene para mejorar el barrio, el Distrito de Triana está preparando, junto a algunos comerciantes que colaboran con el Ayuntamiento, actos para atraer al comercio de San Jacinto.

  • 1