Local

La tensión crece en la segunda semana sin comedores escolares

Las AMPAS recogen firmas para exigir a la Junta “una solución sin demora”. Otros centros empiezan a recibir las primeras bajas.

el 14 ene 2013 / 20:28 h.

TAGS:

En Andalucía hay 40 empresas que prestan servicios de comedor escolar en 1.500 centros.

Un total de 18 centros escolares -diez de ellos en la capital, dos en San Juan de Aznalfarache y seis en Camas - encararon ayer su segunda semana sin servicio de comedor después de que hace unos días la Junta de Andalucía retirara la concesión de catering a la empresa Brassica Group, cuyos cocineros y repartidores -en Cádiz- están en huelga y los monitores llevan tres meses sin cobrar.

Pese a que no llega comida, los empleados de los comedores acuden a su puesto de trabajo para realizar tareas de limpieza. Isabel Contreras, una de las 120 trabajadoras sevillanas, relata que en el colegio Paulo Orosio de Sevilla están "limpiando a fondo, cada una en el sitio que le corresponde", mientras que desde la dirección de los distintos centros se mantiene el cartel de "no hay comedor hasta nuevo aviso".

Las monitoras recuerdan que la huelga indefinida sigue convocada para el próximo lunes y que los paros de los días 8 y 9 ya los han ejecutado, por lo que si esta semana llegara comida, no tendrían "ningún inconveniente" en prepararla y repartirla entre los escolares, como viene siendo habitual. De hecho, las empleadas afectadas tienen una cita esta mañana en el Sercla para tratar de acercar posturas y conciliar un acuerdo que evite la huelga indefinida anunciada para el lunes 21 contra la empresa responsable del catering que les adeuda las tres últimas nóminas.

Esta situación está elevando la tensión entre los padres de los colegios, que, una semana más, se ven "en las mismas circunstancias" y "atados de pies y mano". Jerónimo Vázquez, presidente de la AMPA del colegio Alfonso Grosso, recuerda que en este centro hay "154 familias que no saben qué hacer con los niños a la hora de comer". Por ello, están recogiendo firmas para, con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Fempa), exigir a Educación "una solución sin demora". Para recabar más apoyos, esta mañana celebrarán además un consejo escolar en el que se materializará la adhesión del centro a un problema que está agotando la paciencia de las familias: "Estamos cada vez más cabreados, pues no sabemos qué podemos hacer para acabar con esto".

Otros colegios están sufriendo ya los "daños colaterales" de tener interrumpido el servicio de comedor escolar. Desde el Emilio Prados explican que desde que comenzó la huelga se han cuantificado "seis bajas de familias enteras" ante una situación "insostenible" para quien no puede tirar de la familia en estos momentos.

En Sevilla, la empresa Brassica Group cuenta con 120 trabajadoras y los colegios afectados en la capital son Aníbal González, La Raza, Alfonso Grosso, Emilio Prados, Paulo Orosio, Martín de Gainza, Maestra Isabel Álvarez, Victoria Díez, San José de Palmete y el Ortiz de Zúñiga junto a dos centros de San Juan de Aznalfarache y seis de Camas. En total, los alumnos afectados son 1.800 en Sevilla, aunque el conflicto se extiende también a las provincias de Huelva y Cádiz.


  • 1