Cultura

La tercera edad reivindica su primavera bailando en el Central

Thierry Thieû trae a Sevilla su exitosa obra ‘La consagración de la primavera’. De los 25 bailarines, de 60 a 87 años, diez son sevillanos elegidos en un casting

el 20 nov 2013 / 23:30 h.

TAGS:

"Hay muchas personas mayores creen que están en el otoño de sus vidas, pero en realidad están en la primavera de su otoño”.Con esta frase resume el coreógrafo francés Thierry Thieû Nang la filosofía de su espectáculo de danza La consagración de la primavera, de Igor Stravinsky, que podrá verse en el Teatro Central los días 29 y 30 y que pondrá sobre el escenario a 25 bailarines séniors, de entre 60 y 87 años, de los que diez son sevillanos que han pasado un proceso de selección y el resto franceses. En concreto, esta decena de aficionados procede de centros de participación activa de la Junta y han sido escogidos para este montaje, que dirige Pierre Boulez y que cuenta con la participación de la orquesta de Cleveland, repitiendo una experiencia que ya se ha llevado a cabo con esta misma obra en Francia, Brasil o EEUU.

Thierry Thieû Nang y Jean-Pierre Moulères ponen en este proyecto a sus bailarines a interpretar la obra de Stravinsky como medio de conjurar el otoño de la vida y celebrar el tiempo que queda. “Esto no es un taller para sentirse bien con el cuerpo de uno mismo, sino que intenta introducir a estas personas en una coreografía, poniendo en contacto a los bailarines profesionales del grupo original que suele representar el espectáculo, con artistas invitados –aficionados– procedentes de la ciudad donde se representa”, dijo ayer en la presentación a la prensa Thierry Thieû Nang, que reivindicó la etapa vital que comienza a partir de los 60 años, pidiendo que se entienda que estas personas “no son abuelos y abuelas, sino hombres y mujeres”.

El impulsor de este proyecto añadió que el reto para él es conseguir conjugar los elementos que son idénticos en cada función, como la estructura de la obra o la coreografía, con otros que varían, como “el alma del movimiento”, que varía en función del lugar en el que se pone en escena la pieza, con bailarines invitados.

A la rueda de prensa acudieron los mayores sevillanos que participarán en esta experiencia. Uno de ellos, Pascual Garrido, citando a Caballero Bonald recordó que “somos el tiempo que nos queda”, y que de hecho esa realidad es la que les hace entregarse “por completo” a este proyecto.

La selección de los diez sevillanos se realizó en octubre, en la que se escogió a cinco hombres y cinco mujeres y, en las pruebas, estuvo presente el propio Thierry Thieû Niang, coreógrafo y bailarín todo terreno, que lleva siete años instalado en Marsella realizando su trabajo con mayores y es conocido por ser el asistente del director Patrice Chéreau. Además, actualmente prepara nuevas iniciativas coreográficas con colectivos de presos y personas con discapacidad.

  • 1