Local

La torre Mocha centra los nuevos trabajos en el Castillo de Alcalá de Guadaíra

Las exploraciones empezarán por la restauración de parte de la muralla y seguirán por el patio de la Sima

el 20 sep 2009 / 19:13 h.

TAGS:

Las intervenciones llevadas a cabo en el castillo tienen ya proyectada su continuidad. Lo más inmediato será la restauración de parte de la muralla, si bien una de las obras más importantes y esperadas es la restauración de la torre Mocha.

 

Se trata de una de las actuaciones más esperadas por los ciudadanos, ya que en este lugar estaba el antiguo cabildo de la ciudad, aunque de momento se conoce muy poco sobre el mismo. Precisamente, esta intervención pretende aclarar mediante trabajos arqueológicos los entresijos de la Torre Mocha. En palabras del arqueólogo municipal, Enrique Domínguez, "aquí se trata de obtener datos que permitan en un futuro la restauración de todo el entorno".

La torre se ubica en una zona totalmente independiente de la Alcazaba y su funcionalidad era la de vigilancia y control de los caminos que no se dominaban desde aquélla. Presenta una bella portada almohade del siglo XII.

Como curiosidad, justo en esta zona se firmó hace unos años la cesión del castillo por parte del Ayuntamiento de Sevilla. Los trabajos de investigación están previstos en 2010.

El castillo es un lugar cargado de tanta historia que aún tiene muchas cosas que contar. De hecho ya están proyectadas las actuaciones más inmediatas, como completar la muralla en el tramo que se encuentra entre las torres del Homenaje y la Octogonal.

En 2010 comenzará una nueva fase de obras en el Patio de la Sima. Se acometerá la restauración de las dos torres que lo delimitan en su parte baja. La que da a la Puerta de San Miguel es una de las más llamativas. Se conoce como la Torre de los Escudos por tener en una de sus caras tres históricos escudos heráldicos. En el patio se eliminarán los restos del auditorio que se comenzó a construir y que fue abandonado al aparecer estos importantes restos arqueológicos.

En su lugar se le dará al patio una leve pendiente que lo haga más accesible y que termine en su punto más bajo en la cota original del mismo. El arqueólogo municipal explica que además se limpiará la Sima, un depósito de gran profundidad que da nombre a todo este patio.

Son muchas las leyendas que rodean a este lugar, que en realidad es un pozo. Su utilidad se conocerá una vez que se elimine la basura que se acumula en él, si bien Enrique Domínguez considera que se trata de un elemento para el abastecimiento del agua de la fortaleza en general, y más concretamente de los soldados, ya que las dependencias de los mismos se ubican junto a la sima.

  • 1