Economía

La torre Pelli será un revulsivo para el mercado sevillano de alquiler de oficinas

La sociedad de tasación inmobiliaria Tinsa señala que la puesta en comercialización del rascacielos de Caixabank condicionará la evolución de los precios.

el 06 feb 2014 / 23:50 h.

TAGS:

El mercado sevillano de oficinas, que se ha caracterizado en el año 2013 por la escasez de operaciones tanto de venta como de alquiler en línea con la atonía de la actividad económica y de las empresas, mantuvo además una tendencia descendente en cuanto a la evolución de los precios, situación que podría mejorar un poco a lo largo de este año siempre que la recuperación acompañe, según el análisis ofrecido ayer por la sociedad de tasación inmobiliaria Tinsa. Pero si realmente hay un factor que puede dinamizar el mercado, sobre todo sus precios, ése será sin duda la comercialización de la oferta de oficinas de la torre Pelli, que está previsto que abra sus puertas en el primer trimestre de 2015. Sevilla 12-10-2013 Torre Pelli</p><br />

<p>Foto: J.M.Paisano (Atese)«La evolución del precio en Sevilla estará muy influenciada por la salida al mercado de la torre Pelli», si bien –especifican los expertos de Tinsa– «la clave de todo es el precio» del alquiler de las oficinas, cuya superficie disponible para comercialización aún se desconoce, por lo que no quisieron aventurar si se producirá un efecto llamada que despueble otras zonas de oficinas que simplemente se trasladen o se colmatará con la atracción de nuevas empresas. Lo que está claro, precisaron ayer Raúl García y Rafael Jiménez, director de Desarrollo de Negocio y coordinador técnico de Andalucía de Tinsa, respectivamente, es que el interés en este segmento se mantendrá en las zonas prime (las más consolidadas y valoradas), por lo que habrá que esperar para ver la respuesta. Como ejemplo puso las megalómanas torres de oficinas del Real Madrid, que apenas cuentan con espacios ocupados, por las condiciones de alquiler. El informe elaborado por Tinsa pone de relieve que en Sevilla apenas se están produciendo nuevas aperturas ni de centros comerciales ni locales, con la excepción del barrio de Pino Montano, donde sí se está percibiendo un mayor dinamismo en la actividad comercial. Además, se localiza «cierta demanda de inversión en locales alquilados», especialmente en el centro histórico así como en centros comerciales muy consolidados. MERCADO RESIDENCIAL ¿Y qué ha pasado con la vivienda? Y más importante aún ¿qué se espera que ocurra con ella en un futuro próximo? Desde finales de 2007, momento en el que la vivienda alcanzó su pico máximo de precios, el ajuste en la provincia de Sevilla se ha traducido en un descenso del 38,8 por ciento, mientras que en el ejercicio 2013 la caída ha sido del 11,5 por ciento, según Tinsa. En este sentido, sus responsables apuntan a que el comportamiento de Sevilla no se ha distinguido del resto de grandes ciudades, que en los primeros años tras el pinchazo de la burbuja mantuvieron mejor los precios –sin variaciones desorbitadas– pero que desde 2011 han acentuado esa caída. En el caso particular de la capital hispalense, que cerró 2013 con un retroceso del 13,2 por ciento, acumula un ajuste del 42,1 por ciento desde su pico máximo, alcanzado en el último trimestre de 2007. El año pasado las mayores contracciones las sufrieron los municipios de Camas (-21,2 por ciento), La Rinconada (-20,2 por ciento), Lebrija (-19,1 por ciento), Écija (-14,3 por ciento) y Coria del Río (-13,8 por ciento). En los últimos seis años la peor parte se la llevan, por este orden, Camas (-46,8 por ciento), Coria del Río (-46,6 por ciento), Lebrija (44,1 por ciento), La Rinconada (-43,4 por ciento) y la capital (-42,1). Las conclusiones que se extraen del mercado inmobiliario es que aún existe un importante stock que hay que absorber, lo que explica que no se hayan emprendido nuevas promociones. Los bancos empiezan a abrir el grifo del crédito y los precios seguirán moderándose. Demanda. Los expertos de Tinsa calculan que para este año y ejercicios posteriores habrá una demanda anual de 100.000 viviendas que se mantendrá hasta el entorno de 2018 si no hay cambios bruscos en la economía. Para ubicarnos, la demanda en 2005-2006 alcanzó el medio millón de inmuebles. Equilibrio. Las crisis se producen cuando se registra un fuerte desequilibrio entre la oferta y la demanda. Se estima que esas dos líneas volverán a converger hacia 2017 y 2018. Stock. El excedente de vivienda que aún queda por absorber se calcula, a principios de 2014, en unas 400.000, bolsa que se habrá reducido a comienzos de 2016 en unos 100.000 inmuebles siempre que se den determinadas condiciones: el crecimiento económico previsto, que se detenga la destrucción de emple0 y que el crédito se desbloquee. Oferta. Según Tinsa, el inicio de construcción de nuevas viviendas debería reactivarse como muy tarde durante la segunda mitad del año 2015, lo que no quita para que haya zonas en las que sí se han comenzado promociones, eso esí, sobre seguro donde ya existe demanda. Operaciones. En función de la oferta, la tendencia de los precios seguirá a la baja, pero mantendrán su moderación, pudiendo llegar a tocar suelo en los entornos urbanos más consolidados. En las zonas con mayor oferta, los descensos se pueden prolongar durante todo el año. Inversores. Los extranjeros han vuelto a interesarse por el mercado inmobiliario nacional, aunque al igual que en el resto, se interesan por las zonas consolidadas y la calidad.

  • 1