Local

La tragedia de Barajas golpea a los españoles

El 20 de agosto de 2008 quedará grabado en la memoria de muchas personas por el trágico accidente ocurrido en el aeropuerto de Barajas, donde un avión MD-82 de Spanair se estrelló en la pista cuando se disponía a despegar. En el siniestro perdieron la vida 154 personas.

el 15 sep 2009 / 20:21 h.

TAGS:

El 20 de agosto de 2008 quedará grabado en la memoria de muchas personas por el trágico accidente ocurrido en el aeropuerto de Barajas, donde un avión MD-82 de Spanair se estrelló en la pista cuando se disponía a despegar. En el siniestro perdieron la vida 154 personas, del total de 172 que viajaban en el vuelo JK 5022 con destino Canarias, de ellos 162 eran pasajeros, entre ellos 20 niños y dos bebés.

En un principio las noticias daban ciertas esperanzas, el número de personas fallecidas se daba con cuentagotas, pero ya a primera hora de la tarde se temía lo peor: finalmente sólo sobrevivieron a esta terrible tragedia 18 personas, todos ellos viajaban en la zona central de la aeronave. Además, la identificación de las víctimas fue muy dificultosa y las pruebas de ADN se prolongaron más tiempo de lo previsto.

Sobre las causas que pudieron provocar el accidente se barajaron numerosas hipótesis, puesto que el piloto del MD-82 abortó antes del accidente un despegue previo al detectar una incidencia -un problema con la sonda de temperatura exterior-. Se llegó a decir que uno de los motores se incendió en el momento del despegue, lo que provocó que se saliese de la pista, se incendiase y terminase prácticamente desintegrado. Sin embargo, el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes apunta a que el siniestro se debió a que los flaps y los slats, imprescindibles para el despegue, no estaban desplegados, lo que desestabilizó a la aeronave. A todo ello, según este informe, se unió que no se activó el sistema de alarma, porque el avión se hallaba en "modo vuelo".

Por estos hechos, el juez instructor del accidente, Juan Javier Pérez, ha imputado de homicidio y lesiones a dos mecánicos y al jefe de mantenimiento de Spanair que se encargaron de revisar el avión siniestrado cuando éste abortó el primer despegue por una avería. Además, Pérez indica en su auto que el aparato abortó el primer despegue por un problema con la sonda de temperatura exterior y que, por tanto "cabe la posibilidad de que esa avería fuera una consecuencia o manifestación de un fallo multifuncional del MD-82", ya que los flaps y los slats del avión ya habían fallado también dos veces con anterioridad, los días 9 y 18 de aquel fatídico agosto.

Además, ante la cantidad de noticias contradictorias sobre en qué estado se encontraba realmente el avión, el juez instructor solicitó que se crease una comisión de investigación paralela a la abierta por el Ministerio de Fomento, puesto que en ella hay técnicos de Spanair.

De momento la instrucción sigue abierta.

  • 1