Deportes

La transformación del Betis en una gran empresa

El RBB es también una sociedad anónima deportiva, lo cual obliga a añadir a la gestión de este sentimiento intangible una serie de herramientas y criterios

el 08 dic 2012 / 21:08 h.

El Real Betis Balompié (RBB) es una entidad centenaria que supone para muchos casi una religión, una forma de vida y un sentimiento muy difícil de plasmar en un papel. Difícil porque se trata de un sentimiento sumamente poliédrico y que representa a la perfección lo apolíneo y lo dionisíaco de la ciudad que lo vio nacer.

No obstante, el RBB es también una sociedad anónima deportiva, lo cual obliga a añadir a la gestión de este sentimiento intangible una serie de herramientas y criterios puramente empresariales que garanticen la supervivencia de la entidad. El RBB parece estar adoptando en estos últimos años un rumbo bastante acertado en el ámbito empresarial, que lo acerca día a día a lo que se entiende por una empresa grande, seria, responsable y dinámica. Una estrategia de actuación a largo plazo, la profesionalización de sus recursos humanos, la apuesta decidida por la cantera, un plan de marketing orientado al negocio y el desarrollo de una política de actuación en materia de Responsabilidad Social Corporativa parecen ser claros ejemplos de la transformación a la que hago referencia.

En este contexto empresarial y haciendo gala de una claridad y transparencia dignas de reconocer, el RBB presentó durante la primera quincena de noviembre y a través de su página web, sus cuentas anuales cerradas a 30 de junio de 2012, junto con el correspondiente informe de auditoría libre de toda salvedad. Las cuentas serán presentadas y sometidas a aprobación durante la Junta General de Accionistas que tendrá lugar el próximo 10 de diciembre. Durante el mes previo a la celebración de la Junta General, no sólo los accionistas, sino cualquier abonado, simpatizante o curioso, ha tenido posibilidad de conocer con todo lujo de detalles la información económico financiera del club de las trece barras.

Sin ánimo de ser excesivamente exhaustivo en el análisis y centrándome en los movimientos y magnitudes más importantes de estas cuentas, cabe destacar la mejora tan importante experimentada por los fondos propios de la sociedad. Los fondos propios en una compañía determinan su solvencia a largo plazo. El RBB, a consecuencia de pérdidas históricas acumuladas, presentaba unos fondos propios negativos que hacían incluso peligrar su supervivencia empresarial. Gracias a los beneficios obtenidos, en el ejercicio 2011/12 los fondos propios mejoran en 35,6 millones de Euros. De situarse en -67,1 millones de euros en 2010/11, pasan a -31,5 millones de euros en 2011/12. Si nos centramos en la cuenta de pérdidas y ganancias, que es en definitiva el documento que muestra de manera detallada y ordenada la utilidad o pérdida generada en el ejercicio, podemos resaltar que en 2011/12 el RBB presenta unos beneficios de 33,2 millones de euros. La lectura más importante de este resultado no es tanto cuantitativa sino cualitativa, en tanto en cuanto que se rompe con la dinámica de pérdidas históricas en la que estaba sumida la entidad. A 30/06/12 el RBB presentaba en el neto de su balance unas pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores que ascendían a 92 millones de euros. Este tipo de hechos da cuentas de la complicada situación financiera en la que se encuentra la entidad.

Pero expliquemos cómo se originan estos 33,2 millones de euros de beneficios en el ejercicio objeto de análisis. La cuenta de pérdidas y ganancias presenta dos grandes bloques: el resultado de explotación, que se corresponde con la actividad principal de la entidad (2,4 millones) y el resultado que proviene del concurso de acreedores (30,8 millones de euros).

Conviene mencionar que en 2011/12 el RBB ha sido capaz de generar 40,8 millones de euros de cifra de negocio, frente a los 15,4 millones de euros que se generaron en 2010/11. Esta diferencia tan abismal da muestras de la importancia que tiene militar en Primera División (temporada 2011/12) para garantizar la sostenibilidad del club.

El concurso de acreedores queda claramente explicado en la nota 19.3 de las cuentas anuales. De manera muy resumida y sin profundizar ni entrar en detalle, podemos ver que los 90 millones de créditos concursales iniciales del RBB pasan a convertirse, tras la firma del convenio de acreedores, en unos 55 millones, habiéndose obtenido unas quitas aproximadas de unos 35 millones. Por otro lado, resulta también destacable que en 2011/12 el RBB se libera de una serie de avales históricos que ascienden a 5.859.706,64 euros a favor de las sociedades Encadesa y Tegasa. Estos avales, aun no apareciendo físicamente en el balance por no ser constitutivos de hecho económico, sí suponían un gasto financiero efectivo para el RBB.

En los clubes de fútbol, el ratio salarios de la plantilla deportiva/ importe neto de la cifra de negocio constituye un aspecto muy importante. Parece lógico que los salarios de la plantilla deportiva no lleguen a superar el 65% - 70% de la cifra neta de negocio. Sin embargo, en el ejercicio 2008/2009, el RBB destinó más del 90% de su cifra de negocio al pago de nóminas de su plantilla deportiva. Un porcentaje tan alto implica habitualmente comprometer otras partidas de gastos, lo cual ayuda bien poco a garantizar la viabilidad empresarial. En el ejercicio 2011/12 el RBB destina un porcentaje más razonable de su cifra de negocio, el 57%, a los sueldos y salarios de la plantilla deportiva. El hecho de adoptar decisiones que limiten las retribuciones salariales de los jugadores es, además de aconsejable, estrictamente necesario en un equipo en la situación por la que pasa el RBB.

Finalizo resaltando una acertada decisión deportivo/empresarial adoptada por el RBB en estas últimas semanas que, sin lugar a dudas, afectará positivamente en el largo plazo a la salud financiera de la entidad. Se trata del proyecto ‘Heliópolis', con el que se pretende no sólo conseguir una mejora deportiva a través de la cantera, sino también "producir activos" a bajo coste (jugadores canteranos) que puedan enajenarse a precios superiores en el futuro. La apuesta decidida por una cantera de calidad ayudará a garantizar la viabilidad financiera de la empresa y por tanto la pervivencia de esta "religión", de esta forma de vida y de este sentimiento poliédrico, apolíneo y dionisíaco llamado Real Betis Balompié.

Manuel Parejo Guzmán es Profesor Asociado de Dirección Financiera y Contabilidad de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y socio del Real Betis Balompié.

  • 1