Local

La TV valenciana adjudicó contratos a la trama Gürtel de forma 'irregular'

el 11 oct 2010 / 16:15 h.

TAGS:

El Papa se dirige a los valencianos, junto al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en 2006.
Un informe judicial concluye que en los contratos adjudicados por la Radiotelevisión Valenciana (RTVV) con motivo de la visita del Papa a Valencia en 2006, que ascendieron a un total de 14.713.924,75 euros, se dio un "incumplimiento generalizado de los principios de publicidad y concurrencia".

El informe, al que ha tenido acceso Efe, ha sido elaborado a petición del instructor del "caso Gürtel", el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira, por la Unidad de Auxilio Judicial, que ha examinado la documentación y los justificantes "de gastos referidos a la contratación celebrada" por RTVV con motivo de la visita papal.

La conclusión es que "la actuación desarrollada por el órgano gestor (RTVV) ha tenido por finalidad el gestionar y adjudicar todos los suministros y servicios de forma totalmente aleatoria y subjetiva, evitando el cumplimiento de los principios de publicidad, concurrencia, transparencia y objetividad".

Benedicto XVI visitó Valencia los días 8 y 9 de julio de 2006 con ocasión del V Encuentro Mundial de las Familias, del que RTVV tenía asignada "la cobertura internacional audiovisual, tanto técnica como operativa, de los actos", según el convenio firmado por la Fundación organizadora con el director general del ente, Pedro García Gimeno.

El coste de los actos fue de 14.713.924,75 euros, de los que la mayor parte, 14.688.923,26 euros, fue asumido por Televisión Autonómica Valenciana (TAV), mientras que la otra entidad dependiente de RTVV, Radio Autonómica Valenciana (RAV), se hizo cargo del resto.

La TAV tramitó 231 facturas, emitidas por 97 proveedores diferentes, por un importe de 1.431.452,94 euros; gastó otros 218.660,85 euros en 183 contratos de personal por obra y destinó el grueso de su inversión, 13.038.809,47 euros, a once expedientes de contratación.

El más importante de estos últimos, por un importe de 7.493.600 euros, fue adjudicado para el "suministro en régimen de alquiler de pantallas de vídeo, sonido y megafonía" a la empresa TECONSA, que según el informe incumplió los términos del contrato firmado, ya que subcontrató parte de los trabajos a otras compañías pesar de no contar con la autorización expresa de RTVV.

La Unidad de Auxilio Judicial señala asimismo que RTVV no inició este expediente hasta abril de 2006, pese a que "conocía al menos desde el 27 de febrero".

El de TECONSA no es el único caso, ya que "a pesar de conocer con la suficiente antelación los servicios que tenía que ofrecer RTVV, la falta de planificación ha tenido como consecuencia que prácticamente todos los expedientes se hayan tramitado mediante el procedimiento de urgencia".

Además, en ellos falta "alguna documentación administrativa que sería básica en cualquier expediente: constancia de la publicidad de los concursos, falta de acreditación de la capacidad y solvencia económica y técnica, falta de justificación de la solicitud de ofertas, etc.".

Otras irregularidades son la falta de publicidad de los expedientes o el fraccionamiento del objeto del contrato, "de manera que un mismo suministro se ha fraccionado y se ha tramitado mediante tres procedimientos diferentes (contrato menor, negociado y concurso), pero siempre había un solo licitador y una sola oferta".

El informe también analiza las operaciones de la TAV con las empresas de la "trama Gürtel" y refleja dos facturas por gastos de desplazamiento y alojamiento a favor de Pasadena Viajes que ascienden a un total de 65.996,64 euros y una de 2.526,48 euros pagada a Orange Market por el alquiler y montaje de "125 mesas vestidas con tela azul" para dos "call center".

Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez Alonso, "El Bigotes", considerado el delegado en Valencia del supuesto responsable de la "trama Gürtel", Francisco Correa, aparece en la contabilidad de la televisión no sólo como proveedor, sino como cliente, ya que operó como agencia de publicidad de la Diputación de Castellón, presidida por Carlos Fabra (PP) y contrató un campaña por 32.281 euros.

  • 1