Local

La UE activa el rescate a Irlanda

Dublín deberá devolver los fondos con un interés ligeramente por debajo del 6%

el 07 dic 2010 / 21:19 h.

TAGS:

Salgado charla con sus homólogos del Reino Unido y Bélgica, ayer, en Bruselas.

Por segunda vez este año, Europa sale al rescate. La Unión Europea dio ayer su respaldo definitivo al programa de asistencia financiera a Irlanda, al que Europa contribuirá con 45.000 millones de euros, con la vista puesta en el Parlamento de Dublín, que ayer votaba el presupuesto de 2011, el más duro de la historia del país y con el que prevé ahorrar 6.000 millones.

La decisión de ayer constituye la aprobación formal del rescate acordado ya el 28 de noviembre, así como la prolongación por un año más de la fecha límite para que Irlanda sitúe su déficit por debajo del 3%, hasta 2015, que también fue consensuada en la reunión extraordinaria de ministros de Finanzas europeos que se celebró entonces.

Los ministros sí concretaron ayer el interés que pagará Irlanda por los 85.000 millones de euros de asistencia -entre las aportaciones del FMI y de la UE- que se situará en el 5,8%, según la ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado.

Los ministros europeos también aprobaron las condiciones asociadas al programa, centradas en "la reestructuración del sistema bancario, las reformas para potenciar el crecimiento económico y la reducción del déficit público al 3% del PIB en 2015".

Las cuentas públicas del ejercicio que viene, con las que el Gobierno de Dublín prevé ahorrar unos 6.000 millones de euros mediante recortes en los servicios sociales y subidas de impuestos, jugarán un papel crucial.

Este presupuesto, cuya aprobación está prácticamente garantizada a pesar de la debilidad de la mayoría parlamentaria del Gobierno, es la primera fase del plan de austeridad cuatrienal, del que depende en gran medida el desembolso efectivo de todos los tramos de ayuda del plan de rescate financiero de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los ministros recordaron a Irlanda que la ayuda será abonada en función del cumplimiento del programa negociado entre las autoridades irlandesas, la Comisión Europea y el FMI, en colaboración con el Banco Central Europeo, y que incluye metas de saneamiento fiscal.

Sin embargo, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, consideró que existen razones para el optimismo, dado que la "economía real" irlandesa está dando muestras de recuperación.

En este sentido, Rehn confió en la "inteligencia, competencia y tozudez" de los irlandeses para superar las dificultades actuales.

El comisario europeo también repitió las alabanzas de la víspera, en el seno del Eurogrupo, hacia el plan de consolidación fiscal español, incluidas las medidas adicionales anunciadas por el Gobierno la semana pasada.

El comisario felicitó a España por este programa, que es "sustancial y exhaustivo", "con acciones en todos los frentes: Fiscal, estructural y financiero", que demuestran la "determinación" española "para lograr la consolidación financiera y la recuperación del crecimiento".

La ministra española de Economía, Elena Salgado, expresó ayer su satisfacción por la acogida con que recibieron los socios del euro las medidas adicionales de consolidación adoptadas por España. Así, explicó que la determinación española de reformar el sistema de pensiones terminó de convencer a los socios de la Zona Euro sobre el compromiso español con la consolidación presupuestaria.

Por su parte, el Gobierno irlandés presentó los presupuestos para 2011, que contemplan un recorte de los sueldos del Gobierno y un techo salarial de 250.000 euros para altos funcionarios públicos, entre los que se incluyen los jueces y la propia presidencia de la República.

"Vivimos tiempos excepcionales", advirtió el ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan, al confirmar que las pensiones de funcionarios públicos que superen los 12.000 euros anuales también se reducirán un 4%.

Se rebajará en 14.000 euros anuales el sueldo del Taoiseach (primer ministro), quien ya se lo bajó de 308.000 euros en 2007 a 228.466 euros en 2009, y en 10.000 euros el de los ministros.

Salgado: «El fondo nunca se pensó para España»

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, dijo ayer que el fondo de rescate de 750.000 millones de la UE para asistir a países de la Eurozona con problemas para refinanciar su deuda nunca estuvo pensado para España. Salgado resaltó que la dotación del fondo es suficiente y que no ve necesario aumentarlo, pese a las peticiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la presidencia belga.

"Cuando diseñamos el fondo de rescate, lo dotamos con una cantidad importante y entendemos que es suficiente", afirmó Salgado.

Asimismo, aseguró que "nunca estuvo pensado para España. Está diseñado para eventualidades que pudieran surgir y en ese sentido tiene un tamaño que nos parece razonable", apuntó la vicepresidenta cuando se le interrogó por si la negativa a incrementar el fondo significa que hay más confianza en España u otros países que puedan necesitarlo.

Además, Salgado señaló que no existe "ninguna duda" sobre la capacidad de España para alcanzar su objetivo de reducción del déficit público al 6% del PIB el año que viene.

 

  • 1