Local

La UE busca modernizar su relación con Latinoamérica

De la Vega augura «un antes y un después» de la cumbre de Madrid.

el 15 may 2010 / 19:29 h.

TAGS:

Hugo Chávez será uno de los grandes ausentes. Evo Morales sí estará en la cumbre.

La Unión Europea y los países de América Latina y el Caribe pretenden modernizar sus relaciones para hacer frente de manera conjunta a los nuevos retos mundiales y emplear las últimas tecnologías para su desarrollo, con ocasión de la VI cumbre que arrancará en Madrid el próximo martes.


A la cita están invitados los mandatarios de 60 países de ambas regiones y será uno de los principales eventos que organizará España al frente de la presidencia rotatoria de la Unión Europea este semestre.


Para la cumbre, bautizada con el título Hacia una nueva fase de la asociación birregional: innovación y tecnología para el desarrollo sostenible y inclusión social, se esperan aprobar nuevas herramientas para hacer frente a nuevos retos impuestos por la crisis económica global o el cambio climático. De hecho, la Comisión Europea aboga por responder "de forma más positiva y constructiva" a las relaciones bilaterales con los países "que piden una relación más fuerte con la UE", y pone un énfasis especial en Brasil, México, Chile, Argentina, Perú, Costa Rica, Uruguay y Colombia.


El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anfitrión de la cumbre, compartirá protagonismo con el belga Herman Van Rompuy, en una cita en la que estará ausente el presidente hondureño, Porfirio Lobo, así como el máximo mandatario de Venezuela, Hugo Chávez y a la que sí asistirá el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.
Sobre Chávez, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, lamentó ayer su ausencia pero señaló que habrá una participación "muy importante" de jefes de Estado y de Gobierno europeos y latinoamericanos. "Es entendible y a veces ocurre a los presidentes del Gobierno". "No es la primera ni la última vez, lo lamentamos", añadió De la Vega. Es más, se mostró "casi convencida" de que habrá una asistencia muy importante de jefes de Estado y de Gobierno, antes de afirmar que "va a haber un antes y un después en las relaciones entre la Unión Europea y América Latina" con esta cumbre.


medidas económicas. Durante la reunión también se abordará cómo la crisis sorprendió a América Latina y el Caribe en un periodo histórico de bonanza y progreso que no se apreciaba en la región desde hacía más de 40 años, según un reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, que recomendó fortalecer el ámbito multilateral.


También esta reunión será el escenario de la firma de un acuerdo de libre comercio entre la UE y Perú y Colombia, mientras que se intenta concluir a contrarreloj el que se negocia con Centroamérica desde 2007, pese a las dificultades en el acceso de los lácteos europeos al mercado de la región o las reglas de origen de los textiles centroamericanos.


Por su parte, las negociaciones con Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) siguen estancadas desde 2004, por la resistencia de algunos países europeos, como Francia, a abrir sus mercados al otro lado del Atlántico. Será una cita ideal para retomarlas.

  • 1