viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

La UE cambia la estrategia en Afganistán por su "deterioro"

el 27 oct 2009 / 21:17 h.

TAGS:

Militares entregan ayuda humanitaria a una mujer afgana.
La Unión Europea adoptó ayer una nueva estrategia para reforzar su actuación en Afganistán en la que reconoce que la situación en el país se está "deteriorando" y que no nos encontramos sólo ante una "grave situación" en materia de seguridad sino que los avances en las reformas políticas, la gobernanza y la construcción del Estado son "demasiado lentos".


Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea creen que sin una buena gobernanza, un acceso a los servicios básicos, una justicia adecuada y el respeto de la ley, los esfuerzos conjuntos de la comunidad internacional y de las fuerzas afganas de seguridad no generarán la estabilidad política necesaria para el desarrollo del país. "Aunque el esfuerzo de seguridad en Afganistán es muy importante, nunca podremos tener éxito si no logramos tener un Estado básico", reconoció tras la decisión el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, cuyo país ejerce la Presidencia de turno de la UE.

La Unión Europea cree que el país asiático entra "en un período decisivo", en el que "hará falta un Gobierno responsable". El nuevo Ejecutivo afgano "debe adoptar un conjunto de compromisos políticos" con su población, dentro de un nuevo contrato entre Afganistán y la comunidad internacional según se reconoció.

Además la UE estableció objetivos como la creación de instituciones competentes, una acción clara y bien dirigida contra la corrupción, la formación de fuerzas de Policía, la reforma de la Justicia y el desarrollo agrícola y rural. Los europeos quieren también que su aumento de ayudas vaya unido a una racionalización de sus esfuerzos, que elimine las duplicidades y de mayor efectividad a su acción.
nuevos comicios. Afganistán vivirá el próximo 7 de noviembre la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales y los europeos confían en que la celebración de esta ronda, tras la constatación de un fraude parcial en la primera, hará que las nuevas autoridades tengan un barniz de credibilidad y legitimidad ante su propio pueblo.

De momento los ataques y atentados constantes amenazan la paz y la seguridad del país, su población y las misiones desplegadas ahí. Sólo ayer murieron seis policías y varios insurgentes en diferentes puntos del este y el sur de Afganistán además de ocho militares estadounidenses y un civil que les ayudaba. En lo que va de año 267 soldados estadounidenses han perdido la vida en diferentes ataques en Afganistán.

  • 1