Economía

La UE empeora las previsiones de crecimiento del Gobierno

España cumplirá este año el objetivo de déficit pero no el de 2015, según la Comisión Europea.

el 04 nov 2014 / 11:26 h.

España cumplirá este año el objetivo de déficit con un margen de dos décimas, al situarlo en el 5,6 % del PIB frente al 5,8 % exigido, pero incumplirá la meta para 2015 y 2016 si no toma nuevas a medidas para atajar el desvío, según las previsiones económicas publicadas hoy por la Comisión Europea (CE). Los todavía elevados déficit públicos de España y un bajo crecimiento nominal situarán la deuda en el 98,1 % este año antes de empujarla hasta el 101,2 % en 2015 y el 102,1 % en 2016, demostrando una evolución algo mejor de lo previsto en mayo pasado. La CE considera que la consolidación fiscal continúa en España en 2014, con un déficit general del 3,4 % del producto interior bruto (PIB) a mitad de año, 0,3 puntos porcentuales mejor que el año pasado, sin tener en cuenta la ayuda a la banca en dificultades. Con todo, el déficit para el conjunto del año bajará al 5,6 % frente al 6,3 % del PIB de 2013, igualmente sin contar las recapitalizaciones bancarias. España se ha propuesto en su programa de estabilidad y en el proyecto presupuestario enviados a Bruselas cerrar este año con un déficit del 5,5 % del PIB, con lo que se quedaría a solo una décima de cumplir su propia meta. Para 2015, la CE ha mejorado considerablemente sus previsiones para el déficit español, dado que en sus cálculos de mayo pasado lo situaba en el 6,1 % y ahora confía en que baje hasta el 4,6 %. El próximo año, explica la Comisión, se espera que una mejora en las previsiones económicas y los ahorros procedentes de reformas previamente adoptadas "más que compensen los recortes tributarios anunciados y cierta relajación en la política de contratación en el sector público". No obstante, España incumpliría en cuatro décimas el objetivo fijado por sus socios europeos para 2015, año en el que tendría que rebajar el déficit al 4,2% del PIB. Lo mismo ocurrirá en 2016, fecha límite que tiene España para situar el desvío por debajo del 3 % del PIB, en concreto en el 2,8 %, tras recibir dos años más por parte de la Unión Europea (UE). Con un déficit del 3,9 % PIB previsto incumpliría en 1,1 puntos porcentuales la meta si no toma medidas para corregir el desequilibrio. "Mientras que los intereses y los gastos en pensiones seguirán aumentando, un desempleo que se va reduciendo y la aplicación de la nueva fórmula de indexación de las pensiones debería mantener el incremento de las transferencias sociales a raya", indicó la CE. De esta manera, el déficit se quedará en el 3,9 % del PIB en 2016, si el Gobierno no acomete nuevas medidas de consolidación. En cuanto a la deuda, la CE mejora sus previsiones, al situarla en 2014 en el 98,1 % del PIB, por debajo del 100,2 % augurado en mayo pasado, y en 2015 en el 101,2 %, igualmente por debajo del 103,8 % calculado en las estimaciones de primavera. En 2016 España acabará teniendo una deuda pública del 102,1 %.

  • 1