Local

La UE insta a Rabat a respetar los derechos humanos de los saharauis

La activista Haidar critica que Europa se pliega al régimen «totalitario» marroquí.

el 07 mar 2010 / 19:37 h.

TAGS:

Los asistentes a la cumbre entre la UE y Marruecos posan en la Alhambra de Granada.

La I Cumbre entre la UE y Marruecos estrechó ayer la cooperación política y económica del país magrebí con los Veintisiete, que instó de forma directa al reino alauí a mejorar el respeto a los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y a reformar su sistema judicial y la libertad de expresión, prensa y asociación.


El conflicto saharaui centró la atención de la cumbre celebrada en la Alhambra de Granada, a la que asistieron los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso; el primer ministro marroquí, Abás el Fasi; y el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anfitrión del encuentro como presidente de turno de la UE. Mientras, la activista saharaui Aminatu Haidar, aprovechó la jornada para reaparecer después de la larga huelga de hambre que mantuvo en diciembre en el aeropuerto de Lanzarote, consideró "insuficiente" la petición que la UE hizo a Marruecos para que avance en el respeto de los Derechos Humanos en el Sáhara porque se trata de "palabras, no de hechos concretos", y aseguró que la UE se pliega al "régimen totalitario" marroquí.
En la declaración final la UE y Marruecos apoyaron los esfuerzos de la ONU para tratar de encontrar una "solución política definitiva, duradera y aceptada" entre marroquíes y saharauis. En la rueda de prensa final, Van Rompuy destacó que Europa quiere ver "avances en el respeto a las libertades fundamentales y los derechos humanos".

Mientras, El Fasi garantizó que su país ha abrazado los principales valores europeos, desde la democracia a los Derechos Humanos, y llevó a la cumbre un mensaje personal del Rey Mohamed VI en apoyo a la iniciativa marroquí de dotar al Sáhara de una amplia autonomía respetando la integridad territorial de Marruecos. En el mensaje, Mohamed VI reclamó un "arreglo político" para solucionar lo que califica de "diferendo artificial" en torno a la integridad territorial de Marruecos. El Fasi mantuvo que no se puede destruir la integridad territorial de Marruecos por "uno o dos" casos de violaciones de Derechos Humanos que son sancionados, algo que no ocurre, según denunció el primer ministro, en los campos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).


El presidente Zapatero, por su parte, apostó por el diálogo en el marco de las Naciones Unidas convencido de que "el camino del entendimiento es la solución" y ratificó su compromiso de mantener un diálogo "franco y constructivo " con Marruecos. Mientras, Barroso valoró los avances económicos, políticos y sociales en Marruecos en los últimos años que llevaron a la UE a concederle el estatuto de socio privilegiado en octubre de 2008 aunque se unió a Van Rompuy para pedir que esas reformas se extiendan al ámbito judicial.


También la inmigración tuvo su espacio en la cumbre, donde Marruecos se comprometió a concluir cuanto antes un acuerdo de readmisión de irregulares y Rodríguez Zapatero mostró a España como una "firme defensora" del proceso de acercamiento entre la UE y los países de la ribera sur. Además, el presidente del Ejecutivo español consideró que la unidad en dicha área "es la mejor palanca que existe para lograr la paz".

  • 1