Local

La UE insta a seguir adelante con el Tratado pese a Irlanda

El no de Irlanda al Tratado de Lisboa ha abierto una brecha en la Unión Europea (UE), pero a pesar de este contratiempo la mayoría de los ministros de Exteriores apostaron ayer por seguir adelante con la ratificación del documento.Eso sí, todo apunta a que no podrá entrar en vigor el 1 de enero de 2009.

el 15 sep 2009 / 06:28 h.

TAGS:

El no de Irlanda al Tratado de Lisboa ha abierto una brecha en la Unión Europea (UE), pero a pesar de este contratiempo la mayoría de los ministros de Exteriores apostaron ayer por seguir adelante con la ratificación del documento. Eso sí, todo apunta a que no podrá entrar en vigor el 1 de enero de 2009.

La mayoría de los ministros reunidos ayer en Luxemburgo defendió mantener una reflexión acerca de cómo proceder tras el no de Irlanda al Tratado de Lisboa con el objeto de buscar una solución al escollo irlandés. Asimismo, la gran mayoría se mostró partidaria de continuar con el proceso de ratificación del texto en los ocho estados miembros que todavía no se han pronunciado, incluido España.

El ministro de Asuntos Exteriores esloveno, Dimitri Rupel, cuyo país ejerce este semestre la presidencia de la UE, admitió que "sería arriesgado decir que vamos a devolver la vida al Tratado" y reconoció "no tener ninguna solución" para el no irlandés, respaldado por el 53% de los votantes. "En la actualidad nos enfrentamos a un bloqueo [...]. Ahora es tiempo para pensar un poco, analizar y escuchar" a la espera de lo que decidan los jefes de estado y de gobierno de los 27, que se reúnan este jueves y viernes en Bruselas, explicó a su llegada al Consejo. Para la UE, continuó, "es muy importante respetar el proceso democrático". "No podemos ignorar lo que ha ocurrido pero todavía creo que el espíritu europeo es fuerte y que veremos en las próximas semanas más ratificaciones, lo que significará que hay apoyo para una Europa fuerte", añadió.

Para el jefe de la diplomacia irlandesa, Micheál Martin, la decisión de los irlandeses "debe ser respetada" porque, a pesar de haberla acogido con "decepción" el Ejecutivo de Dublín, se trata de "una decisión democrática del pueblo irlandés".

Irlanda tiene que "consultar ampliamente" con el resto de países comunitarios "cuál es la mejor manera de seguir adelante" dado que "hay consecuencias derivadas de la votación del pasado jueves para la propia unión, para el Tratado y para el pueblo irlandés", aseguró.

Por su parte, el ministro de Exteriores británico, David Miliband, defendió escuchar "la evaluación preliminar" de su colega irlandés y responder al no irlandés "de forma tranquila y respetuosa" dejando espacio al Ejecutivo irlandés "para hacerse a la decisión del referéndum y decidir sus próximos pasos" ya que es a él a quien le corresponder decidir si celebra una segunda votación o no, admitió, al ser preguntado por tal posibilidad.

El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, reiteró ayer la necesidad de que continúen los procesos de ratificación del Tratado, a pesar de la oposición de Irlanda y que su entrada en vigor "se retrase lo menos posible". En este sentido, aclaró que presentará el proyecto de ley orgánica la semana próxima y "a principios de octubre [ya tendremos concluido el proceso de ratificación] en España". Afirmó que "hay que respetar" lo que dicen 800.000 irlandeses, pero también lo que dicen "casi 458 millones [de europeos] que sí apoyan el Tratado".

Por su parte, el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, se mostró optimista y recalcó que "nada" ocurrirá a la UE por el voto negativo de los irlandeses.

  • 1