Local

La UE instalará en la Olavide su simulador contra el cambio climático

La sede del ‘LifeWatch' contará con 73 millones de inversión.

el 16 feb 2011 / 19:35 h.

TAGS:

Vista aérea de la Universidad Pablo de Olavide, que albergará el proyecto ‘LifeWatch’.

El gran simulador ambiental europeo estará en Sevilla. Se sabrán de antemano los efectos de la construcción de una carretera en determinado ecosistema, qué pasaría si baja el caudal de un río o disminuyen las lluvias y, por supuesto, qué consecuencias conllevará el cambio climático. El proyecto bautizado como LifeWatch tendrá su sede principal en Sevilla, lo que atraerá a la ciudad una inversión de 73 millones de euros que sufragarán diversos países europeos.

El Ministerio de Ciencia e Innovación logró traer a Sevilla, después de una negociación "bastante intensa", esta gran infraestructura europea de investigación medioambiental dedicada al estudio de la biodiversidad, apoyándose en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), según explicó ayer Carlos Martínez Riera, director general de Cooperación Internacional y Relaciones Institucionales.

Sevilla consiguió quedarse con la sede administrativa y legal del proyecto, en primer lugar, por la experiencia previa en esta materia de la Reserva Biológica de Doñana, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), así como porque ya hay unos terrenos para su ubicación. En concreto, según Martínez Riera, en el campus de la Universidad Pablo de Olavide, que logra así un nuevo respaldo a su candidatura para Campus de Excelencia Internacional.

Las "buenas comunicaciones para el transporte de personas y la transferencia de datos de Sevilla", según el ministerio, y el interés de las empresas españolas relacionadas con el sector de las TIC también fueron aspectos decisivos para que todos los países apoyaran la candidatura española. "Teníamos la ventaja de que en Sevilla el proyecto puede arrancar de inmediato, lo que otros países no ofrecían", remarcó Martínez Riera, quien explicó que los dos primeros años el trabajo para construir las infraestructuras TIC se desarrollará en el Centro Multimedia del CSIC, en el Patio de Banderas.

Allí el CSIC ya trabaja con su propio simulador de Doñana, minada de sensores a través de los que se recoge información de todo tipo de variables.

Se prevé que la sede en la Olavide esté terminada dentro de cinco años y que cuente con la mayor parte del personal de este proyecto, fundamentalmente de los distintos países europeos que participarán.

LifeWatch cuenta con un presupuesto total de 220 millones de euros que se repartirán a partes iguales España, Italia y Holanda, donde habrá sedes. En España estará la principal (administrativa y legal), en Italia los servicios de información y en Holanda los laboratorios virtuales. Hungría y Rumanía se han comprometido a trabajar también desde el inicio, mientras que Suecia, Grecia y Finlandia mostraron su interés.

Martínez Riera subrayó que el proyecto no será sólo para la investigación, sino que servirá a los gestores medioambientales. Servirá, por ejemplo, para saber los efectos que tienen las decisiones políticas. Si ya estuviera en marcha, se conocería cómo digiere el Guadalquivir un dragado como el que pide el Puerto.

Los trabajos de investigación permitirán evaluar en un laboratorio virtual, mediante simuladores, el impacto del cambio global sobre determinadas áreas geográficas, o del desarrollo urbanístico o de la instalación en su entorno de un núcleo industrial, por ejemplo.

Antes se procesará la información sobre la flora y la fauna de un territorio, así como sus condiciones ambientales y se aprovecharán las Tecnologías de la Información y la Comunicación para analizar distintos escenarios temporales. Todo acabará en laboratorios virtuales donde se analizarán los efectos del cambio global en el medio ambiente.

La mayor base de datos mundial

Este proyecto representa para Andalucía, además de reconocimiento, una oportunidad para estar a la cabeza en el uso de nuevas tecnologías al servicio del medio ambiente". Fernando Hiraldo, director de la Estación Biológica de Doñana, no escondía ayer su alegría tras más de seis años de trabajo por la designación de Sevilla como sede del LifeWatch. A su juicio, se creará "la mayor base de datos de medio ambiente del mundo". "Nadie" pensaba que España presentaría una candidatura "tan seria", dijo.

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Juan Jiménez, aseguró que ésta es una de las noticias "más importantes que se han producido en los últimos años para la Olavide y Andalucía" porque se establece el "cuartel general" de un observatorio que, "salvando las distancias es como el de la NASA". "Andalucía será un referente en la investigación medioambiental y del cambio climático", apuntó el rector, que consideró que esta designación supone un "espaldarazo" internacional al proyecto CamBio sobre Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambio Global, que defenderá en la próxima convocatoria de los Campus de Excelencia Internacional. Jiménez agradeció el trabajo de Hiraldo, del Ministerio y de la Junta.

  • 1