Local

La UE premia a Fariñas con la revisión de la política con Cuba a debate

El disidente de La Habana recibe el ‘Sájarov' a la libertad de conciencia.

el 21 oct 2010 / 20:53 h.

TAGS:

Guillermo Fariñas conversa con la prensa tras ser galardonado.

El Parlamento Europeo (PE) galardonó ayer al disidente cubano Guillermo Fariñas con el premio Sájarov a la libertad de conciencia. Esta distinción es, además, una señal para los ministros de Exteriores de la Unión Europea que el próximo lunes debatirán la política de los Veintisiete hacia La Habana.


La candidatura de Fariñas, impulsada por los conservadores de la Eurocámara, recibió el apoyo del grupo Liberal, conformando una mayoría suficiente frente a la postura de socialistas, verdes y comunistas, que defendían otras opciones.


El conocido como Coco Fariñas se ha convertido en los últimos años en uno de los símbolos más reconocidos de la disidencia en la isla, donde ha llevado a cabo una veintena de huelgas de hambre y ha sido encarcelado en varias ocasiones por sus actividades. El cubano dedicó el premio a Orlando Zapata, el preso de conciencia muerto en la cárcel tras una huelga de hambre, a los "mártires" por la democracia y al pueblo cubano. "Este premio no lo ganó Fariñas sino el pueblo cubano" explicó a la agencia Efe.
De este modo, Fariñas se convierte en el tercer opositor al régimen castrista reconocido con el Sájarov en la última década, tras los premios concedidos a Oswaldo Payá en 2002 y a Las Damas de Blanco en 2005.


Además de un reconocimiento a la labor del periodista y psicólogo cubano en defensa de las libertades, este premio supone una nueva señal política del Parlamento ante un posible acercamiento de posturas con La Habana, en vísperas de la reunión que se celebrará el lunes en Luxemburgo, que debatirá la "posición común" hacia Cuba.
La mayoría de centroderecha de la Eurocámara se opone frontalmente a la modificación de esta medida, una política que condiciona la relación con Cuba a los avances en materia de derechos humanos. Mientras, España, y sobre todo, el ahora ex ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, ha buscado en los últimos meses poner fin a esa postura. El Gobierno socialista español defiende la necesidad de sustituir esta política, que considera obsoleta, y apuesta por sustituirla por un marco bilateral de relaciones que favorezca la
interlocución con todos los sectores de la sociedad cubana.

Aunque esta "posición común" apenas tiene consecuencias prácticas, La Habana la ha censurado de forma continua en los últimos años, por lo que su eliminación sería vista como un gesto hacia el régimen de los Castro.
Por su parte, el propio Fariñas declaró que espera que la Unión Europea mantenga la "posición común" hacia el Gobierno cubano, porque éste no ha dado muestras de avances democráticos ni en derechos humanos, aunque juegue "a mejorar su imagen".

Muchos organismos se manifestaron ayer sobre la distinción a Guillermo Fariñas. La organización Reporteros Sin Fronteras mostró su satisfacción y consideró que el premio al cubano constituye un símbolo de la importancia que tiene el respeto a los derechos humanos. Además, pidió que las autoridades de la isla permitan que viaje a Francia para recibirlo. En este sentido, el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, confió en que el disidente cubano pueda acudir en diciembre a Estrasburgo para recibir el premio.
La ONG Solidaridad Española con Cuba (SEC) también felicitó a Fariñas, al que calificó "un opositor comprometido desde hace dos décadas con la pacífica defensa de la democracia y los derechos humanos". Por su parte, Las Damas de Blanco de Cuba reconocieron que "es un reconocimiento muy bien merecido",
Por otro lado, el Partido Comunista de España mostró su "rechazo" ante el galardón. Así, declararon que "este premio a los Derechos Humanos, se supone que se da a personas que luchan o ponen en peligro su vida por ideales democráticos, no puede ser concedido a personas que, apoyadas por EEUU y por otras potencias imperialistas, intentan desgastar al Gobierno Cubano".

  • 1