Local

La UE presiona a China y EEUU de cara a la cita de Copenhague

Europa exige a las dos potencias que firmen un acuerdo vinculante en la cumbre danesa.

el 23 nov 2009 / 20:56 h.

TAGS:

Planta química en la ciudad china de Tianjin.
La Unión Europea anunció ayer que continuará presionando para que haya un compromiso "ambicioso" en la cumbre sobre cambio climático que tendrá lugar dentro de dos semanas en Copenhague y subordinó el acuerdo a la oferta que hagan EEUU y China sobre reducción de emisiones.


Ayer un funcionario del Gobierno norteamericano bajo anonimato dijo que su país irá a la conferencia del clima de las Naciones Unidas con una propuesta bajo el brazo para fijar un objetivo de recorte de emisiones.


Mientras tanto, los 27 mantienen el compromiso de recortar sus emisiones un 20% desde ahora hasta 2020 respecto a sus niveles de 1990 y a hacerlo en un 30% si otros países industrializados realizan un esfuerzo "comparable". "Estamos cerca del 30%, pero un acuerdo en Copenhague debe cubrir todas las emisiones del mundo y, sin una oferta de EEUU y China, sólo se cubrirán la mitad", dijo el ministro de Medio Ambiente de Suecia, Andreas Carlgren, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea.


Los titulares de Medio Ambiente de la UE celebraron ayer una reunión extraordinaria en Bruselas para trazar la hoja de ruta en la negociación de Copenhague. En la rueda de prensa celebrada al término del encuentro, Carlgren aseguró que el objetivo del 30% seguirá usándose "como una palanca para empujar a otras partes a aumentar sus ofertas" y dejó claro que el acuerdo "depende totalmente" de Estados Unidos y China.


Junto al ministro sueco compareció la ministra española de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, que reclamó un texto "jurídicamente vinculante" e insistió en la necesidad de ayudar a los países en vías de desarrollo a luchar contra el cambio climático. Según explicó Espinosa, la UE busca la fórmula jurídica para que haya un acuerdo vinculante que permita actuar de manera inmediata tras la cumbre de Copenhague aunque "a posteriori" haya un desarrollo en "temas concretos" durante el mes de enero, ya bajo la presidencia española.
Este mecanismo legal permitirá que EEUU tenga tiempo de aprobar una legislación para reducir sus emisiones.

  • 1