sábado, 23 febrero 2019
14:31
, última actualización
Local

La UE y Mercosur retoman el diálogo tras seis años sin pacto

La Presidencia española busca acuerdos en su cita más importante del semestre.

el 17 may 2010 / 20:28 h.

TAGS:

El Principe saluda al presidente de Bolivia, Evo Morales.

España intentará que la VI Cumbre entre la UE y Latinoamérica -que arranca mañana en Madrid- termine con acuerdos importantes que permitan dar algo de brillo a la presidencia española de los Veintisiete dado que hasta la fecha prácticamente no ha tenido especial relevancia. Así lo aseguró ayer el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien destacó ayer que la Cumbre tendrá "resultados concretos e históricos". Horas más tardes, el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó que se había retomado el diálogo con Mercosur aunque fuentes gubernamentales aclararon que era "pronto" para hablar de acuerdos alcanzados.

Las declaraciones de Moratinos llegan después de que una mayoría de países comunitarios mostrara ayer, durante el Consejo de ministros de Agricultura, su preocupación por el reinicio de las negociaciones para un acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur aunque el vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, expresó su esperanza en un relanzamiento de las conversaciones. Respecto a la UE, un total de 16 ministros expresó su temor porque el restablecimiento del diálogo con Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) -bloqueadas desde el año 2004- desemboque a la larga en un pacto que perjudique al sector agrícola y ganadero europeo. La discusión en el Consejo agrícola de la UE fue impulsada por un grupo de Estados, liderados por Francia, que suscribieron una declaración en la que alertan de la amenaza que supone el reinicio de las tratativas con el bloque latinoamericano.

La declaración fue firmada por un total de diez países: Francia, Irlanda, Grecia, Hungría, Austria, Luxemburgo, Polonia, Finlandia, Rumania y Chipre. El ministro francés, Bruno Le Maire, fue el más radical y expresó su oposición a que se restablezcan esas discusiones, en un momento en que los agricultores y ganaderos europeos viven una de sus peores crisis. Además, los ministros de Italia, Lituania, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Bélgica mostraron también su inquietud. Sobre todo, los países temen las concesiones en cuotas o reducción de aranceles en los sectores de vacuno, avícola, porcino y azúcar.

Otro argumento crítico respecto a un pacto bilateral con Mercosur es la idea de que la UE ya ha ofrecido bastante concesiones agrícolas en el contexto de otra negociación internacional, la llamada Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial, que también está paralizada. Aparte, Alemania, Holanda y la República Checa se expresaron en el Consejo de la UE de una forma más moderada, pero pidieron atención a la hora de hablar de nuevas concesiones agrícolas. Además, la discusión de ayer estuvo precedida por la difusión de documentos oficiosos en los que el Consejo admitió que un eventual pacto con Mercosur podría perjudicar a la agricultura europea e incluso a la de algunas autonomías española como Asturias, Cantabria, Aragón, Murcia y Navarra. Dentro de Mercosur están los tres principales abastecedores de vacuno a la UE (Brasil, Argentina y Uruguay) y también hay una exportación fuerte de ave.

Optimismo de moratinos. A pesar de todas estas trabas, Moratinos que compareció en rueda de prensa al término de la reunión de los ministros de Exteriores de ambas orillas del Atlántico previa a la cumbre de mañana con la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, y el jefe de la Diplomacia argentina, Jorge Taiana, aseguró que la presidencia española de la UE puede "sentirse satisfecha" de cómo está transcurriendo y en particular del "documento de Madrid" que firmarán los jefes de Estado y de Gobierno. El ministro, que no quiso adelantar el contenido de la declaración política que "bendecirán mañana [por hoy]" los presidentes, consideró que es "importante" que las 60 delegaciones se hayan puesto de acuerdo en "asuntos de enorme interés político, de la agenda internacional o comercial".

"En esta cumbre hay resultados concretos e históricos", insistió el ministro, enumerando entre ellos la creación de un "programa de trabajo", el primero, que servirá para "garantizar la continuidad de los objetivos y que las nuevas iniciativas puedan tener resultados", así como la puesta en marcha de la Fundación Eurolat y la constitución de una "nueva línea financiera" para América Latina y el Caribe. Asimismo, recordó, la UE se dispone a firmar acuerdos comerciales con Colombia y Perú. En cuanto al acuerdo de asociación con Centroamérica, dijo que se espera que "se pueda alcanzar" en esta cumbre.

  • 1