Local

La ultraderecha de Austria renace tras acaparar el 30% de los votos

Los socialdemócratas austríacos (SPÖ) lograron mantenerse como el partido más votado en las elecciones generales anticipadas de ayer con el permiso de la extrema derecha. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 15:54 h.

TAGS:

Los socialdemócratas austríacos (SPÖ) lograron mantenerse como el partido más votado en las elecciones generales anticipadas de ayer con el permiso de la extrema derecha. Y es que la ultraderecha se convirtió en la vencedora virtual al acaparar entre dos formaciones casi el 30% del apoyo popular.

Según los sondeos divulgados tras el cierre de los colegios electorales, el SPÖ obtuvo el 29,7% de los votos, seguido del Partido Popular Austríaco (ÖVP) con un 25,6%. Así, los socialdemócratas, liderados por Werner Fayman, defendieron el primer lugar, aunque con el peor resultado de su historia, tras perder casi 7 puntos respecto a las elecciones de 2006, cuando lograron el 35,4% de las papeletas.

De ahí que los verdaderos ganadores de estos comicios sean los dos partidos ultraderechistas de la oposición, que juntos sumaron casi el 30% de los votos. Y es que el Partido Liberal (FPÖ) del ultranacionalista Heinz-Christian Strache subió del 11 al 18,01%, mientras que la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ) del populista de derechas Jörg Haider se disparó del 4,11% de hace dos años al 10,88%.

Sin embargo, tanto el FPÖ como la formación de Haider ya han rechazado categóricamente una eventual reunificación para unir fuerzas de cara a la formación del nuevo gobierno, que se presenta difícil debido al reparto de los 183 escaños parlamentarios.

Los grandes perdedores de estos comicios son los socios de los socialdemócratas en la fracasada coalición de gobierno que duró sólo 18 meses: el Partido Popular (ÖVP) del actual vicecanciller y ministro de Finanzas, Wilhelm Molterer, que descendió 9 puntos, hasta el 25,6%. También retrocedieron, en medio punto, hasta el 9,79% de los votos, los opositores Verdes, una agrupación ecologista y de tendencia izquierdista, aunque con fuertes raíces burguesas.

El uso habitual es que el presidente de la República, Heinz Fischer, encargue al candidato más votado, que ahora es Faymann, la formación del nuevo Gobierno. En consecuencia, si no logra un acuerdo para renovar la "gran coalición" con los populares, es probable que el SPÖ intente gobernar en minoría.

  • 1