domingo, 18 noviembre 2018
13:38
, última actualización
Local

La Unesco apremia a parar las obras de la torre Pelli antes de tres meses

Un informe asegura que incluirá a Sevilla en la lista de patrimonio en peligro si no se modifica el proyecto del rascacielos.

el 03 jun 2012 / 15:43 h.

TAGS:

La Giralda y la Torre Pelli.
Vista de la torre diseñada por César Pelli, que se levanta en la Isla de la Cartuja, y de la Giralda, ayer.

La Unesco ya no espera más. Si el proyecto de la torre Pelli no sufre ninguna modificación respecto a su altura y las obras no se paran antes del 15 de agosto, la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias quedarán inscritos en la lista de Patrimonio Mundial en peligro, una lista negra que supondría el paso previo a la descatalogación de la zona monumental y más visitada de la capital andaluza como Patrimonio Mundial de la Humanidad.
Aunque esta decisión debe votarse en la asamblea de la Unesco que se celebrará a partir del próximo 24 de junio en la ciudad rusa de San Petersburgo, el informe del Centro de Patrimonio Mundial –órgano que asesora a la Unesco en la gestión de Patrimonio de la Humanidad– es bastante claro, contundente y crítico con las obras de la torre Pelli y con la inacción municipal después de varios años de advertencias y avisos sobre la necesidad de modificar sustancialmente el proyecto del arquitecto argentino César Pelli.

El documento, adelantado ayer por el diario El Mundo, desglosa minuciosamente todos los pasos y avisos que ha dado la Unesco para rebajar la altura de la torre promovida por Cajasol, sin que hasta ahora hayan dado fruto. Explica que el 9 de noviembre de 2011 una misión de la Unesco visitó Sevilla y mantuvo una reunión con el Ayuntamiento para revisar el posible impacto de la torre Pelli en la zona comprendida entre la Catedral, el Archivo de Indias y el Alcázar, y determinó que sí se producía impacto en el área de influencia de las zonas protegidas.

El órgano asesor de la Unesco recuerda que desde la reunión de 2009, el comité ya solicitó a Sevilla explicaciones más clarificadoras sobre el impacto de la torre Pelli y en 2011 incluso instó al Estado a parar las obras o reconsiderar la altura del proyecto para evitar que la zona monumental perdiese la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

La misión que vino a Sevilla también llamó la atención sobre que el PGOU municipal aprobado en 2006 autorizaba únicamente 68.000 metros cuadrados construidos en la parcela donde se levanta la torre, pero que a través de una modificación la edificabilidad ascendió hasta los 180.000 metros cuadrados, un argumento citado siempre por los detractores de la torre como una de las “irregularidades” del proyecto.

De cara la reunión de finales de este mes, el informe detalla las recomendaciones que realizó la comisión que vino a Sevilla en 2009, que hasta ahora no habían sido atendidas a pesar de que el pasado febrero el Consistorio envío un informe a través del Ministerio de Cultura, que llegó el último día de plazo, incompleto y del que la Unesco lamenta que de los tres documentos recibidos, únicamente uno de ellos estaba redactado en inglés. En ese informe, cuyo contenido no trascendió entonces pero que ahora se detalla en el documento de la Unesco, el Ayuntamiento se comprometía a revocar la licencia y negociar una rebaja de la altura.

La misión de la Unesco había instado expresamente al Ayuntamiento en esa visita previa a buscar “una solución para parar la obra y revisar el proyecto” con idea de modificar el impacto visual provocado, según la Unesco, en las zonas históricas de la ciudad que podrían incluirse en la lista de patrimonio en peligro.

El Centro del Patrimonio Mundial critica en su documento que no tiene confirmación oficial de que los trabajos se hayan parado o el proyecto se haya modificado,  sino que por el contrario, ha podido constatar por la prensa que no solo se ha hecho caso omiso de sus recomendaciones, sino que la torre Pelli ya tiene levantadas 25 plantas más desde que la comisión visitó la ciudad en 2009.

El Centro de Patrimonio Mundial concluye que si continúan los trabajos de la torre y no se negocia la rebaja en la altura, la zona monumental de la capital andaluza se declarará como “potencialmente en peligro”.

Soluciones. A pesar de la contundencia del documento, el Centro de Patrimonio Mundial ofrece la posibilidad de preservar esta catalogación de Patrimonio Mundial de la Humanidad siempre que se cumplan taxativamente los requisitos que detalla el informe sobre la torre Pelli. El primero, sin andarse con rodeo alguno, dice que “antes del próximo 15 de agosto deben detenerse los trabajos de la torre Pelli-Casajol”. Una vez parados, y antes de que termine el año, el Consistorio debe poner en marcha las medidas oportunas para modificar la altura de la torre y un diseño que no cause impacto en la zona señalada como Patrimonio de la Humanidad.

Un último punto del informe que se votará en San Petersburgo establece que antes de finales de 2013 esas medidas para modificar la altura del rascacielos deben haberse puesto en práctica, y no quedarse en papel mojado, pero además el Centro de Patrimonio Mundial obliga al Estado a enviarle –antes del 1 de febrero de 2013– un nuevo documento sobre el estado de conservación de los monumentos objeto de la declaración de Patrimonio que incluya las modificaciones de la torre, para que el Comité pueda revisar de nuevo el asunto en su 37 reunión, que se celebrará en 2013.

  • 1