Local

"La única salida posible es disolver la mancomunidad"

La alcaldesa de Lebrija, María José Fernández, es la nueva presidenta de la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir.

el 05 may 2012 / 19:20 h.

TAGS:


La alcaldesa de Lebrija, la socialista María José Fernández, preside desde el 2 de febrero la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, un cargo al que ha llegado de rebote y que asumió por "responsabilidad" dada la crisis institucional por la que atravesaba la entidad.

-¿En qué situación económica se encuentra actualmente la mancomunidad?
-Es muy complicada. Estamos a la espera de que finalice una auditoría que hemos encargado para conocer la deuda real, pero en principio creo que puede superar los 30 millones de euros. He llegado a tener tan sólo 400 euros de remanente de tesorería.

-¿Con una situación tan mala qué le impulsó a asumir el reto de presidir la institución, cuando el candidato era su compañero
de partido y alcalde de Las Cabezas de San Juan, Francisco Toajas?
-Asumí el cargo en un gesto por resolver una crisis institucional. Desde que se forman los ayuntamientos en junio de 2011 se tenía que haber constituido la asamblea general de la entidad y la nueva presidencia, pero el 2 de febrero, el mismo día y a la misma hora de tener que asumir el cargo el que iba a ser presidente, decide no ostentar el cargo. Por ello entendí que ante esta situación, con 500 trabajadores que llevan sin cobrar desde octubre y sin que nadie les diga cuál será su futuro, tenía que dar el paso, aun sabiendo que la situación no era nada fácil, pero no pensaba que fuese tan mala. Creo que es una de las mayores cargas que he asumido en mi vida política. Yo soy una persona que siempre ha dormido muy bien, pero ahora lo hago con cierta preocupación.

-¿Se puede sacar a flote la mancomunidad?
-En mi opinión, la única salida es su disolución y yo no asumiría otra alternativa que no sea acabar con esta sangría.

-¿Hay unanimidad de todos los ayuntamientos para esta disolución?
-Con matices. En el pleno se verá la postura de cada consistorio. La preocupación de cada municipio es mayor en base a su participación en la mancomunidad, por el dinero que tendrán que aportar en la liquidación.

-¿Cuánto tiempo se tardará en cerrar la mancomunidad?
-El proceso es lento. La comisión de gobierno instó a que inicie el proceso de disolución, pero se tiene que convocar la asamblea y que se apruebe, luego lo tienen que aprobar los plenos de los ayuntamientos. Además se tiene que nombrar una comisión liquidadora, son muchos pasos los que hay que dar todavía.

-¿Qué va a pasar con los cometidos de la mancomunidad?
-Los están asumiendo los ayuntamientos. La gestión de los programas de políticas activas de empleo resueltos pero no iniciados de la convocatoria de 2011 se ha transferido a los ayuntamientos, y se ha solicitado que los de 2012 los realicen ya directamente los consistorios. Respecto a los vertederos, el de Lebrija se ha clausurado definitivamente por tener el vaso colmatado y porque no se estaban tratando los residuos como marca la ley. El de Utrera se ha clausurado provisionalmente, al igual que la planta de tratamiento selectivo de basura. Estamos a la espera de un estudio que nos indique si es factible abrir un nuevo vaso y equipar la planta para reabrirlos. Mientras tanto, la mayoría de los ayuntamientos vertemos en Montemarta-Cónica.

-¿Cuál es el futuro de los trabajadores?
-Se ha presentado un Expediente de regulación de Empleo (ERE) a los empleados de la sociedad anónima Gesalquivir, los del instituto José Cabrera de Trebujena han pasado a una fundación que ha creado el ayuntamiento y se ha presentado un ERTE (ERE temporal) a los trabajadores de la planta de Utrera. Además, hay contratos que se están extinguiendo. Estoy siguiendo los pasos que fija la ley.

-¿Pretende iniciar acciones judiciales contra los responsables que han llevado a la mancomunidad a esta situación?
-[Silencio] Será la comisión de gobierno la que tendrá que estudiar si se adoptan medidas legales y será por una gestión deficiente.

-Es miembro de la comisión gestora del PSOE de Sevilla ¿Ha llegado la calma a su partido?
-El partido a nivel provincial está tranquilo desde el punto de vista orgánico, pero muy preocupado desde el punto de vista social por las medidas que se están tomando desde el Gobierno central, que están poniendo en serio peligro el estado de bienestar.

  • 1