Local

La unidad como único camino ante el terror

ETA demostró ayer que aún es capaz de poner una bomba con dos kilos de explosivo en los bajos del coche para matar a su ocupante. Pero este miserable asesinato ni le hace más fuerte ni le da razones para mantener su delirio criminal: sigue siendo una banda...

el 16 sep 2009 / 04:30 h.

ETA demostró ayer que aún es capaz de poner una bomba con dos kilos de explosivo en los bajos del coche para matar a su ocupante. Pero este miserable asesinato ni le hace más fuerte ni le da razones para mantener su delirio criminal: sigue siendo una banda terrorista que agoniza en medio del descrédito social pero al que aún le quedan pistoleros dispuestos a derramar sangre ajena. Ayer mató a un "trabajador del pueblo, a un polícia nacional de 49 años natural de Barakaldo y que se pasó los últimos 16 años de su vida en los servicios de información antiterrorista de este cuerpo de seguridad. Eduardo Puelles García sabía a lo que enfrentaba y quién sabe si hasta conocía a quienes lo asesinaron ayer. Cuesta aceptar su muerte, pero los autores del crimen deben saber que más temprano que tarde correrán la misma suerte que sus compañeros de fechorías y caerán en manos de las Fuerzas de Seguridad del Estado para su posterior enjuiciamiento. Ese es el única camino posible en una sociedad democrática como la que nuestra que ayer sí dio una lección de unidad contra el terrorismo. Desde la Cámara de Vitoria, donde se celebró un minuto de silencio que secundaron todos sus parlamentarios, hasta la misma Lehendakaritza, que por primera vez se refirió a un policía nacional como un trabajador del pueblo. Los grandes partidos nacionales mostraron un mensaje único y sin fisuras que agradecen todos los españoles y la inmensa mayoría de los partidos y las instituciones vascas manifestaron su rechazo ante este crimen. La firmeza de las instituciones ya no le devolverá la vida a este funcionario público del Estado, pero sí que permitirá honrar su memoria y la de quienes han muestro víctimas dela barbarie terrorista. Ayer, como dijo el lehendakari Patxi López en su intervención de condena, los etarras "nos enseñaron el camino del dolor", pero "nosotros les vamos a enseñar el camino de la cárcel".

  • 1