Local

"La Unión será un referente de urbanismo sostenible para el área metropolitana"

El barrio modelo que se dibujó en un papel años atrás ya tiene su primera piedra. Las máquinas están en Pago del Medio y eso lo ha visto con sus propios ojos el alcalde de La Rinconada, Javier Fernández, que es un convencido del papel de lo público y, además, de que La Unión se convertirá en un ejemplo de núcleo residencial

el 16 dic 2009 / 20:24 h.

TAGS:

El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández, en el Ayuntamiento.

- Comentó que la primera piedra de La Unión era un hito a la altura de la fundación del municipio. ¿Tanta importancia tiene?
-A lo largo de la historia de un municipio hay decisiones que marcan cuál es su camino. Quizás es algo exagerado comparar este acto con la fundación de La Rinconada, que se produjo hace 760 años. Pero hay hitos de la historia local, como las primeras chozas junto a La Estación y la Azucarera, que nadie pensaba que 90 años después serían el barrio de San José, con 30.000 habitantes. En ese marco, esta primera piedra marcará el futuro de La Rinconada. Y la gente lo sabe. La prueba evidente es que, una vez terminado el acto, se hicieron fotos con la piedra. Eso no pasa con un colegio o un pabellón deportivo.

-¿Con La Unión se entierra ese distanciamiento histórico entre La Rinconada y San José?

-El fenómeno de posibles agravios comparativos entre La Rinconada y San José es normal en todos los municipios. Que me diga el alcalde de Dos Hermanas que no hay comparaciones con Montequinto o el de Los Palacios que no tiene reivindicaciones de sus pedanías. Lo que ha pasado es normal y hemos sabido estar a la altura. A través de la acción política, hemos dado a cada núcleo no sólo lo que demandaba, sino lo que necesitaba para que hubiera equilibrio. Y lo lógico era unirlos.

-Entonces, ¿adiós rencillas?
-No, seguirá habiéndolas. Me reúno con los vecinos del distrito Santa Cruz y se quejan de que va todo para El Cáñamo. Las barriadas exigen lo que tienen otras. Pero la gente entendió que La Unión dará una dirección distinta de pueblo. No sólo estamos haciendo un barrio nuevo sino que estamos articulando lo que tenemos y creando un nivel de infraestructuras que va a poder ser utilizada no sólo por los 40.000 vecinos de La Rinconada, sino también hacia fuera.

-La primera piedra ya está, ¿qué será lo siguiente?
-Las máquinas ya están, aunque el tiempo no acompaña y a ver si sufrimos el primer parón (se ríe). La urbanización durará 16 meses. Además de las mejoras de largo recorrido, como la SE-40, la vía de acceso norte o el tranvía que unirá con la línea 3 de Metro, hay proyectos inmediatos y con fechas: la Central de Seguridad se inaugurará en marzo y, a mediados de año, deben urbanizar el Real de la Feria. También sobre esas fechas se firmarán los dos primeros colegios. Pero quizás el hito que marque el futuro inmediato es que a finales de 2010 o principios de 2011 debería estar ultimada la avenida de La Unión, que enlazará los núcleos, pero también permitirá una mejor conexión con Sevilla.

-¿Y cuándo se podrán ver las primeras viviendas en la zona?
-Hemos acordado con la UTE Detea-Copcisa que se compatibilicen las obras de urbanización con las de construcción. Con eso, calculo que en el último trimestre de 2010 haya máquinas con el tema residencial para, a final de 2011, se entreguen las primeras VPO.

-La Junta se volcó desde el principio con el proyecto, que ha arrancado al poco de aprobar el Potaus. ¿Cómo se consigue eso?
-Cuando se aprobó el Potaus teníamos los deberes hechos en los trámites de La Unión. Se ha creado un clima de confianza con la Junta, que permite que juntos encaremos un modelo público de ciudad metropolitana al servicio del ciudadano y que sirva para el exterior. La Unión no debe servir sólo para unir dos núcleos, sino para enseñar al área metropolitana y a las 22 áreas de oportunidad residenciales restantes de que es posible un urbanismo sostenible y equilibrado desde lo público.

-Como Cortijo de Cuarto o Entrenúcleos. Por cierto, ¿en que se diferencia La Unión de ellos?
-Son las tres joyas de la corona de los proyectos públicos de Sevilla. A Cortijo de Cuarto le faltan cosas por resolver y creo que usan un poco la experiencia de Pago de En medio. Sobre Entrenúcleos hay una diferencia importante: es diseñado por lo público, pero las urbanizaciones las construye el sector privado. Lo importante es que aquí lo haremos todo público.

-¿Cuándo empezará el puente de Pago del Medio para completar la autovía acceso norte?
-La autovía ya está en marcha, con una inversión de 25 millones de euros, aunque se está pendiente de que Obras Públicas adjudique el viaducto. Por ahora, hay reservado cinco millones en el presupuesto de 2010. La avenida de La Unión estará antes, pero habrá en torno a un año de diferencia.

-La Rinconada se benefició en el reparto de áreas del Potaus. Aparte de La Unión, ¿en qué área tiene especial empeño?
-La Unión es prioritaria, pero todas las áreas de oportunidad son importantes. Con el nudo logístico de mercancías de Majarabique habrá un polo de referencia en el transporte. Pero si digo que es más importante sería un engaño, sobre todo cuando hace poco despegó el A-400 y la ampliación de Aerópolis se antoja clave. Y también hay dos áreas de oportunidad en la N-IV, que no dudamos que es de oro.

-Hablando de la N-IV, allí hay pensado un proyecto comercial, ¿en qué estado se encuentra?
-Hay un grupo de Málaga, con empresas que ya han hecho operaciones como Airesur e Ikea, que tiene una opción de compra sobre los suelos y está tramitando el plan parcial. No son momentos fáciles para invertir, pero sí para mover papeles para que cuando llegue la recuperación económica, estén los deberes administrativos. La idea es acoger uno de los mayores complejos andaluces y sin sufrir atascos gracias a la SE-40.

  • 1