viernes, 16 noviembre 2018
07:53
, última actualización
Local

La Universidad de Sevilla estrena este jueves nuevo rector

Ramírez de Arellano, el único candidato, pide a los claustrales su participación y voto para ser "un rector representativo".

el 22 feb 2012 / 13:17 h.

TAGS:

Ramírez de Arellano posa con el equipo que le acompaña.

Los 293 claustrales de la Universidad de Sevilla elegirán este jueves rector. La candidatura de Antonio Ramírez de Arellano es la única que se presentó a estas elecciones después de que el actual responsable de la Universidad, Joaquín Luque, anunciara para sorpresa de toda la comunidad universitaria que no optaría a un segundo mandato.

Ramírez de Arellano, hasta ahora vicerrector de Infraestructuras, tiene ante sí el reto de conseguir motivar a los claustrales. Quizás es este hecho (el de que no haya habido más de una candidatura) el principal talón de aquiles del candidato a rector, que, no obstante, no le es imputable. Pero él mismo es consciente tal y como así lo refleja en la carta que ayer remitió a todos los claustrales con motivo del cierre oficial de la campaña. "Pido tu participación y tu voto para ser un rector representativo", señala en la misiva.

Después de dos semanas de campaña por los 26 centros de la Universidad de Sevilla y tras decenas de reuniones con profesores, estudiantes, personal de administración y equipos decanales, el candidato a rector reconoce que se ha encontrado con un Universidad "preocupada y expectante" ante las "incertidumbres" que rodean a la institución, pero no por ello "desmotivada o ajena a la responsabilidad que le cabe en este momento".

Ramírez de Arellano ha centrado su proyecto electoral (que de ganar será la médula espinal de su acción de gobierno) en la defensa de una Universidad pública, comprometida con el entorno, centrada en la calidad de sus servicios y mirando siempre hacia el exterior. Para todo ello, hace falta un compromiso sin letra pequeña por parte de las administraciones. Y el contrato que ofrecen éstas todavía no está claro.

El Gobierno central ya ha metido la tijera en las partidas destinadas a la investigación, lo que ha motivado una contestación por parte de la comunidad científica española y una queja de la Unión Europea, que entiende que estos recortes no siguen relegando en materia de competitividad. Tiene también a las universidades verdaderamente preocupadas con la aplicación del Real Decreto de las pasadas navidades en el que Rajoy impuso una congelación de la oferta pública de empleo.

Las universidades (algunas ya han hecho su propia interpretación, como el caso de la Pablo de Olavide , y otras -la mayoría- andan esperando a ver qué dice la Conferencia de Rectores) esperan saber cómo les va a afectar esta medida que condiciona el día a día de la política de recursos humanos y qué efectos tiene, si es que los tiene, en el principio de autonomía universitaria. En el ámbito regional, las próximas elecciones del 25 de marzo dejan en el aire cuál será la política universitaria a partir de entonces.

Los 293 claustrales están llamados a votar desde las 10.00 hasta las 14.00 horas. A partir de las 15.00 horas se sabrá el número de votos que ha conseguido Ramírez de Arellano. Hace cuatro años, Joaquín Luque se hizo con el Rectorado por 205 votos frente a los 53 logrados por el catedrático de Física Nuclear Lozano Leyva. Entonces hubo 18 votos en blanco. El voto anticipado se abrió el 8 de febrero y se cerró ayer martes.

  • 1