miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

La Universidad reclama sacar a concurso de forma urgente 14 plazas de ayudante doctor

La Universidad de Sevilla traslada a la Junta la necesidad de renovación de su plantilla. En esta legislatura, se perderán 300 profesores, según datos de la consejería.

el 17 feb 2014 / 22:32 h.

TAGS:

15505670La denuncia pública del colectivo formado por los interinos sustitutos –muchos de los cuales no superan los 1.000 euros de sueldo pese a contar con las acreditaciones que avalan su promoción interna, títulos de doctores y horas de investigación, entre otras muchas cosas– cuenta con el respaldo del gobierno de la Universidad de Sevilla, que ayer reclamó a la Junta de Andalucía que convoque concursos para dotar este mismo curso 14 plazas de ayudante doctor de «urgente e inaplazable necesidad». El rector de la Hispalense (junto con la otra universidad andaluza especialmente afectada, la de Granada –ambas con un volumen de plantilla considerable–) va a dar un paso más en su reivindicación de que se convoquen este tipo de plazas con el fin de evitar que se siga recurriendo a la contratación de interinos para impartir docencia estructural. Antonio Ramírez de Arellano se reunió el pasado jueves con la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de Sevilla (Adius), encuentro en el que dejó claro cuál es su estrategia: subir un peldaño más en la reivindicación ante el Gobierno de Susana Díaz. «Nos insistió en que todos debemos exigir esto [la convocatoria de plazas de ayudante doctor] a la Junta de Andalucía de forma contundente», informó ayer Adius a través de las plataformas de comunicación con las que cuenta la Universidad. La Hispalense ha trasladado desde el arranque del curso académicos la necesidad de una «renovación» de su plantilla. Según los datos facilitados a este periódico por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, en la presente legislatura, la pérdida total de plantilla docente en la Universidad de Sevilla será superior a los 300 profesores (un 6% del total). La figura para llevar a cabo esa «imprescindible» renovación es la de ayudante doctor, en ningún caso la del sustituto interino, cuya contratación está justificada por «motivos coyunturales», caso de una baja maternal, una enfermedad o una reducción de docencia de uno de los profesores funcionarios del departamento por poner solo unos cuantos ejemplos. Pero la realidad es que la bolsa de interinos sustitutos ha crecido de manera desproporcionada convirtiendo a este personal en una plantilla flotante e invisible que cubre docencia estructural. La pregunta es: ¿incumpliría la convocatoria de plazas de ayudante doctor la tasa de reposición y la congelación de empleo público fijada por el Gobierno de la Nación? La respuesta es contundente por parte del Rectorado: no. Las plazas de ayudante doctor son contratos temporales por cuatro años, «no se cruzan con la tasa de reposición», aclaran fuentes académicas. «No se trata –abundan– de crear nuevo empleo, sino de promoción interna». Las 14 plazas de ayudante doctor serían para este curso y no son las únicas que están en cartera. En la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Universidad de Sevilla hay una treintena de plazas de ayudante doctor acumuladas que también serán reclamadas a San Telmo y que están siendo ocupadas por sustitutos interinos a tiempo completo «provisionalmente». En otro orden de cosas, la coordinadora de Profesores Sustitutos Interinos de la Universidad de Sevilla ha iniciado contactos tanto con las secciones sindicales incluidas en el comité de empresa de la Hispalense como con la Defensoría Universitaria, que ostenta Rosa Muñoz, de cara a conseguir respaldo para sus reivindicaciones. Así lo ha indicado a Europa Press la portavoz de la coordinadora y también claustral y miembro de la Asociación de Personal Docente e Investigador de la Universidad de Sevilla (Adius), Rosa María Giráldez, que respecto a las peticiones elevadas a los sindicatos –ya se han entrevistado con casi todos– ha centrado el foco en el reconocimiento de docencia y la transparencia de concurso, mientras que otros asuntos, como los complementos, deben discutirse “más a fondo”. “Confiamos en nuestro comité”, aseguró Giráldez, que asimismo confirmó que todas las centrales han expresado su predisposición a apoyar su causa. Los interinos reclaman al equipo de gobierno un plan de estabilidad del profesorado sustituto, posibilitando el acceso a figuras más estables como consecuencia del reconocimiento de la actividad investigadora, docente, acreditaciones autonómicas y nacionales, así como la vinculación contractual.

  • 1