miércoles, 20 febrero 2019
19:56
, última actualización
Economía

La Universidad sevillana clama contra las medidas anticrisis

1.200 profesores de la Hispalense y la Olavide firman un manifiesto

el 14 jun 2010 / 19:25 h.

Hay profesores que exigen una reunión del Claustro universitario para hablar de los recortes salariales aprobados recientemente por el Gobierno de Zapatero y que les afectan directamente al bolsillo, pero los hay también que quieren poner su conocimiento al servicio de la sociedad para proponer medidas más justas con las que combatir la grave crisis económica que sufre España. Este último caso es el de 1.200 docentes de la Hispalense y la Olavide que ayer presentaron en el Rectorado de la calle San Fernando un manifiesto titulado Declaración de profesores universitarios frente a la crisis y del que se ofrece abajo un extracto.


Los firmantes lanzan un mensaje claro a la sociedad: las medidas que se están vendiendo como "las únicas posibles" sólo conseguirán tres cosas: "debilitar" el sistema democrático, reducir el estado del bienestar y la justicia así como seguir alimentando la especulación. La crisis, razonan, "no es simplemente un hecho circunstancial sino la expresión de un modo de vida y de organización de todo el sistema social y económico que es material y humanamente insostenible".

Por eso, continúa el manifiesto, nada de lo que se haga servirá si no se cambian las reglas del sistema financiero. "No podemos consentir que la ciudadanía, que nada ha tenido que ver, pague los platos rotos por los bancos". Y ¿cuáles son esas otras formas de hacer frente a la crisis que aportan estos catedráticos y profesores de Universidad? La primera de ellas pone el acento en la fluidez del crédito a empresas y familias, para lo que abogan por que el Estado cuente con "fuentes seguras de financiación". "Por eso defendemos la banca pública que la crisis ha demostrado que es más necesaria que nunca". Los firmantes se meten de lleno también en la reforma laboral que el Gobierno aprobará mañana sin el respaldo de sindicatos y patronal. Sobre este particular afirman: "Sabemos que la reforma laboral que se prepara sólo con el propósito principal de debilitar el poder de negociación de los trabajadores no es lo que se necesita para crear empleo". "Es como querer salir del hoyo tirándose de los pelos", apostilla el manifiesto, que apuntala una idea: "son estas clases medias las que mantienen el gasto que permite que la economía se mantenga en pie, de modo que reducirlas para aumentar los beneficios de los bancos y las grandes empresas es la antesala de una larga y dolorosa depresión económica". Si lo que aduce el Gobierno para imponer la reforma laboral y los recortes salariales es la imperiosa necesidad de reducir el gasto, sentencia el texto, los profesores universitarios apuestan por meter la tijera en los gastos militares.

"Con este convencimiento, nos comprometemos a contribuir con nuestra actividad universitaria para que la sociedad tome conciencia de que las medidas que se están adoptando no permitirán resolver la crisis", termina el manifiesto.
Otras universidades españolas se han interesado en esta iniciativa que en dos semanas ha recogido 1.200 firmas.

  • 1