viernes, 16 noviembre 2018
13:10
, última actualización
Local

La UPO, con invitación al Banana Campus

el 04 oct 2011 / 20:43 h.

TAGS:

Los estudiantes de la universidad Pablo de Olavide (UPO) fueron los primeros en probar la plataforma virtual Banana Campus (www.bananacampus.com ). En una original fórmula, se repartieron esta semana plátanos por el campus, acompañados de invitaciones para utilizar esta aplicación, pensada para el intercambio de experiencias dentro de la comunidad universitaria de todo el mundo.

Este proyecto, impulsado por la spin-off de la UPO Banana Campus, inicia de esta forma un nuevo periodo de su fase Beta (de pruebas) privada, permitiendo el acceso al servicio mediante invitaciones de sus usuarios, según especificó la UPO.

"Tras meses de desarrollo, este evento representa el primer paso hacia la apertura de Banana Campus, en la que iremos ampliando el número de usuarios con acceso a la plataforma de manera escalonada", señaló Sergio Rodríguez, cofundador de la empresa.

Para muchos de los estudiantes de la UPO el primer acercamiento ha sido a través de un expositor, en el edificio Celestino Mutis durante esta semana y hasta el viernes 7 de octubre. En él, varios miembros de Banana Campus realizan demostraciones de la aplicación. El campus virtual se acerca así estrechamente a sus usuarios, cuyas opiniones y vivencias sobre los estudios, la ciudad o su Erasmus suponen la base del sistema.

Banana Campus pretende ayudar a que los miembros de la comunidad universitaria organicen y divulguen sus experiencias de forma más eficiente, con el potencial de ofrecer una información de alta calidad, no disponible en los buscadores tradicionales y de carácter internacional. Cada experiencia es una pieza de información genuina cuyo protagonista ha considerado valiosa, en distintos ámbitos: experiencias de grado (estancias internacionales y similares), de postgrado, profesionales (prácticas, empleo), de viaje y emprendedoras. La clave del formato no son 140 caracteres; son las experiencias individuales. Lo que ha hecho un usuario es útil y fuente de aprendizaje para los demás.

La idea del proyecto surge en 2007, cuando uno de los promotores realiza una estancia en la University of the Sunshine Coast (Queensland, Australia), encontrándose con serios vacíos de información: ¿qué asignaturas cursar? ¿cómo es la gente allí?, ¿y el clima?, ¿dónde vivir?, ¿los precios serían asequibles?, ¿qué lugares visitar?, ¿libros o apuntes?, ¿merecería la pena?, etc. Al regresar a España, entra en contacto con nuevos alumnos becados con idéntico destino, resultando que le planteaban las mismas dudas. Este suceso da pie a un amplio estudio de las necesidades singulares que se manifiestan en el ámbito universitario, que actualmente se satisfacen de modo disperso o no eficiente: gestión de documentos, libros de segunda mano, academias, calendarios deportivos y culturales, votaciones de clase, espacios para profesores e investigadores, pisos compartidos, clubes universitarios, intercambio de idiomas, prácticas profesionales y salidas al mundo laboral, emprendimiento de nuevos proyectos, organización de viajes de fin de curso, etc. Este análisis se produce en el seno del Departamento de Dirección de Empresas de la Universidad Pablo de Olavide.

El grupo de trabajo comienza a dar forma al proyecto en noviembre de 2009 y Banana Campus SL nace en junio de 2010; desde mayo de 2011 es spin-off o Empresa de Base Tecnológica vinculada a la UPO.

El inversor principal de Banana Campus es Invercaria y hasta la fecha se han generado seis puestos de trabajo.

  • 1