domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

La Hispalense cifra en 111 millones la deuda de la Junta

El rector subraya que en estos momentos la situación de tesorería "vuelve a ser negativa". La Universidad de Sevilla debe a sus proveedores 39,6 millones de euros.

el 11 mar 2015 / 15:15 h.

TAGS:

Rectorado de la Universidad de Sevilla. / Paco Cazalla Rectorado de la Universidad de Sevilla. / Paco Cazalla La Universidad de Sevilla (US) ha cifrado en 111 millones de euros  la deuda que la Junta de Andalucía mantiene a día de hoy con la  institución académica, que por otro lado mantiene un débito con  proveedores de 39,6 millones de euros, siendo las facturas más  antiguas de finales de julio. Así lo refleja el rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de  Arellano, en el apartado de Gerencia de un informe elevado al Consejo  de Gobierno el pasado mes de diciembre y que en lo que respecta a  este factor, según han confirmado a Europa Press fuentes de la US,  mantiene los mismos parámetros. De hecho, el rector subraya en dicho  informe que en estos momentos la situación de tesorería "vuelve a ser  negativa". En su informe de gobierno de 2014, que Ramírez de Arellano  presentó el pasado mes de noviembre, la Universidad de Sevilla sí  apuntaba a la existencia de una "leve" mejoría en su situación  económica y financiera respecto a ejercicios anteriores, adquiriendo  en este sentido una postura que, entre otros aspectos, exigía a la  Junta andaluza la prórroga del modelo de financiación para el año  2015, así como su "estricta" aplicación, con una financiación  operativa para las diez universidades públicas andaluzas de 1.135  millones de euros. En el informe, la Hispalense, asimismo, proponía a la comunidad  autónoma que los ajustes económicos derivados de una menor  disponibilidad de recursos no supongan 'tocar' la financiación  operativa, idea reiterada por el propio rector en algunas de sus  intervenciones. También se requería al Ejecutivo para que cuanto antes se inicien  los trabajos al objeto de negociar y aprobar un nuevo modelo de  financiación, y se aboga por un Plan de Tesorería que disminuya la  'asfixia' económica derivada de la falta de liquidez y posibilite una  adecuada planificación de los pagos. Recordaba el informe que mientras el primer periodo del modelo de  financiación (2002-2006), en el que la Junta comprometió al Sistema  de Universidades Públicas Andaluzas el 0,96 por ciento del Producto  Interior Bruto (PIB) andaluz, sí vio cumplido este compromiso, en la  segunda etapa (2007-2011) no se cumplió el que se destinara el 1,05  por ciento del PIB, llegándose, como mucho, al 1,031 por ciento en  2010 --146,8 millones de euros--. RETRASOS "SIGNIFICATIVOS" El segundo modelo está prorrogado con el compromiso de que la  financiación operativa a percibir por cada universidad resultará del  cumplimiento de los correspondientes contratos programa y de las  disponibilidades presupuestarias. En 2013 y 2014 sí se alcanzó el 1,05 por ciento del PIB, con 146,9  y 140,8 millones, respectivamente. De 2012 a 2014 hubo una afección  por la aplicación del Plan Económico y Financiero de Reequilibrio,  que ha implicado una reducción global hacia las sedes universitarias  públicas de 122 millones de euros anuales. Así, la situación económica afectó a la comunidad universitaria en  la medida en que se dieron retrasos "significativos" en la  disponibilidad de los recursos económicos por la falta de liquidez,  así como una dificultad para elaborar unos presupuestos "en  equilibrio". Los trabajadores sufrieron una reducción de  retribuciones y pérdidas de poder adquisitivo y se ha demorado el  pago a los proveedores.

  • 1