jueves, 13 diciembre 2018
21:55
, última actualización
Local

La US "pasa página" y comienza a construir finalmente su biblioteca central en Eritaña

el 04 jun 2012 / 14:06 h.

TAGS:

El rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de  Arellano, ha reconocido que la institución académica que dirige  quiere "pasar página" ya sobre el fallido proyecto de construcción de  su biblioteca central en los Jardines del Prado de San Sebastián.  

Por ello, y tras presentar recientemente las alegaciones ante el  Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para intentar que  éste, en aplicación de la sentencia que obliga a devolver los  jardines a su estado original, contemple la posibilidad de utilizar  lo construido como parking o jardines colgantes, ha realizado este  mismo lunes el acto de colocación de la primera piedra en el lugar  donde finalmente se pondrá en pie la biblioteca central, en la  Avenida de Eritaña, junto a los pabellones de Brasil y México.

"Con el inicio de esta obra me gustaría pasar página respecto al  anterior edificio, que es un proyecto que ya declaré hace meses que  la Universidad no iba a continuar y cuyas infraestructuras  construidas, simplemente, están a disposición de la ciudad", ha dicho  a los medios de comunicación presentes hoy en este simbólico acto de  colocación de la primera piedra.

Así pues, ha recordado que la decisión sobre lo edificado en los  Jardines del Prado depende, "en primera instancia, de las autoridades  judiciales" y, en segunda, de las "autoridades municipales" -que son  las que tienen competencias en parques y jardines- y que, en ese  sentido, la US actuará conforme se pronuncien ambas. "La coyuntura  que se tenga dependerá muchísimo de la situación final, que no solo  depende de la Universidad", ha apostillado.

Dicho esto, el rector ha explicado que el nuevo edificio de la  biblioteca central  -que se llamará 'Rector Antonio Machado y Núñez'  y que estará finalizado previsiblemente en 18 meses gracias a que los  más de cuatro millones de euros que cuestan las obras están a cargo  del Plan Plurianual de Inversiones suscrito entre la US y la Junta de  Andalucía y de cuyos fondos "ya dispone" la academia-, jugará un  "papel fundamental" en la gestión y conservación de los recursos  bibliográficos de la Hispalense.

Además, no solo permitirá a los investigadores contar "con unas  instalaciones apropiadas" para desarrollar su tarea sino que también  servirá, por otro lado, para "liberar espacio en la Fábrica de  Tabacos", que albergará, una vez se acometan las necesarias obras de  reforma, nuevos espacios de investigación y la biblioteca de  Humanidades, que compartirán y utilizarán los estudiantes, profesores  e investigadores de las Facultades de Filología y Geografía e  Historia.

Según la US, la construcción de esta biblioteca central es una  necesidad académica desde hace algunos años ya que la actual, ubicada  en el edificio de la antigua Fábrica de Tabacos, cuenta con más de  1.600.000 volúmenes, a lo que hay que añadir el Archivo Histórico que  también irá en la nueva biblioteca.

A todo ello se le une la valiosa colección del Fondo Antiguo de la  Universidad de Sevilla, que cuenta entre sus volúmenes con 300  manuscritos anteriores a la invención de la imprenta y uno de los  escasos ejemplares de la Biblia de Gutenberg que existen en el mundo,  entre otras joyas bibliográficas.

El nuevo edificio está situado en un entorno universitario, junto  a los Pabellones de México, sede del Centro de Formación Permanente,  y de Brasil, que acoge a los vicerrectorados de Estudiantes,  Infraestructuras, Investigación y Transferencia Tecnológica. Además  se encuentra entre dos de los campus que la Universidad de Sevilla  tiene repartidos por toda la ciudad, como son el Campus Central y el  de Reina Mercedes.

El edificio dispone de 5.689,56 metros cuadrados construidos,  divididos en cuatro plantas (una de ellas para aparcamiento bajo  rasante)  y los materiales que se utilizarán para el acabado de la  fachada serán la piedra y el vidrio.

  • 1