miércoles, 19 diciembre 2018
10:48
, última actualización
Economía

La vejez del parque de coches hará que cierre la mitad de los talleres de Sevilla

Un informe presentado ante la patronal del sector y Fedeme cifra en 1.265 los talleres necesarios, frente a los 2.500 existentes, debido al creciente envejecimiento de los vehículos.

el 09 nov 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Aunque en principio la cosa parece ser al revés, lo cierto es que el progresivo envejecimiento del parque automovilístico de la provincia de Sevilla ha reducido el negocio de los talleres y, además, lo seguirá haciendo en los próximos años. Tanto que sobrará casi la mitad de los existentes, y los que queden deberán ganar en eficiencia para ahorrar costes, trasladar los ahorros a los clientes y mantener la rentabilidad. Un momento de las novenas jornadas de talleres de reparación de vehículos celebradas ayer en Fibes. / J. M. PAISANO Un momento de las novenas jornadas de talleres de reparación de vehículos celebradas ayer en Fibes. / J. M. PAISANO Se trata de algunas de la conclusiones lanzadas ayer durante las novenas jornadas de talleres organizadas en Fibes por la Asociación Provincial del sector y la patronal del Metal, Fedeme. En ellas, se dejó muy claro que a mayor edad del coche, menos va a reparación porque el dueño, por lo general, no está dispuesto a pagar por encima del valor residual que su vehículo tenga en el mercado. Se percibe como pérdida. Imaginemos un turismo de once años, sin problemas anteriores, con todas las revisiones hechas: neumáticos, aceite, filtros, etcétera. Su valor venal –oficial– es de 1.300 euros. Se le estropea el sistema de inyección y hay que cambiarlo: son 1.200 euros en el taller de la marca. ¿Qué hacer? ¿El viejo? ¿Uno nuevo? La consultora especializada en valoración de siniestros Audatex presentó durante esas jornadas un estudio que dejó boquiabiertos a los tres centenares largos de propietarios de talleres de la provincia que abarrotaban uno de los principales salones de Fibes. Y es que habló de números, de las previsiones de actividad de aquí a 2017. Las estimaciones no son precisamente halagüeñas. Primero, Sevilla. En ese horizonte, el parque de automóviles de menos de cinco años (nuevos) se estancará: el volumen fue de 152.656 en 2013 y pasará a 153.336 en 2017. Para antigüedad de entre 5 y 10 años, 399.435 de partida, y 186.710 para el final. Y para los que rebasan la década, la cifra irá de 462.822 a 683.570. Y aunque parezca mentira, hospital y anciano aquí no guardan una relación estrecha. Los coches que más pasan por el taller se enmarcan en el grupo de mediana edad, si bien el pico se encuentra en los 4 o 5 años. ¿La razón? «Por las reparaciones para las empresas de alquileres (de renting) y porque se pasa del seguro a todo riesgo a otro de cobertura sólo a terceros. Antes del cambio, se pinta, se arregla. Y a partir de ahí, sólo se hacen las reparaciones necesarias por siniestros. Después, cuanto más antiguo, menos se coge el coche, menos kilómetros se le hace», sostuvo José Luis Gata, responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex. Si echamos un vistazo a la evolución de los datos aportados para Sevilla, se constata cómo la mayor caída corresponde a los vehículos de entre 5 y 10 años y el crecimiento mayor se pronostica para los abueletes. Y he aquí la clave del descenso de la actividad prevista para los talleres. Por tanto, argumentó Gata, mientras no se renueve el parque automovilístico, el negocio irá a la baja, y los cálculos apuntan, además, a que «ni siquiera en 2022 se habrán alcanzado en España los volúmenes de ventas previos a la crisis económica». Primero fue Sevilla y ahora lo es Andalucía. Los vehículos inferiores a 5 años subirán un 10,35 por ciento, a 703.000; entre cinco 5 y 10 años bajarán a la mitad, hasta las 735.668 unidades. Y, por último, los que superan la barrera de la década aumentarán a 2,75 millones, un 39 por ciento más que en 2013. «Es normal, por tanto, esa preocupación de la Dirección General de Tráfico por el progresivo envejecimiento del parque automovilístico, comentó el directivo de Audatex –cuyas tablas de datos estaban siendo fotografiadas por no pocos empresarios vía teléfono móvil–. Para completar este así estamos y hacia allí vamos, otros porcentajes que, para los talleres, pintan también en negro: en el conjunto de España, el consumo de aceite para coches ha descendido un 20 por ciento entre los años 2009 y 2013, el 15 por ciento lo han hecho los combustibles, otro tanto, el cuentakilómetros, y un 18 por ciento lo han sufrido las reparaciones. 387,3 millones de euros serán los que facturen este año los talleres sevillanos (179,47 millones por carrocería y 207,86 millones por mecánica), con un recorte de apenas siete décimas con respecto a 2013, según el informe de la consultora. En el caso de Andalucía, 1.344,81 millones (-0,4 por ciento) y 9.455,9 millones para el conjunto de España (un 6,5 de caída). Pero tales cifras en la comunidad andaluza y en la provincia no pueden hacernos olvidar un hecho y una previsión: por una parte, que la actividad de los talleres ha menguado el 25 por ciento en el último quinquenio debido a un parque más avejentado: y, por otra, que esta vejez irá a más en próximos años. «¿Cuántos talleres hay en esta provincia?», pregunta directamente José Luis Gata al presidente del sector, Manuel Aragón. «Unos 2.500, aunque no están todos contados», responde éste. «Pues sobran la mitad», replica aquél. Los estudios realizados por Audatex indican que en Sevilla son necesarios y suficientes 1.265 talleres –4.700 en Andalucía– para el parque de coches esperado. «Si usted tiene un taller donde entran mil coches y su facturación es inferior a los 771.000 euros, está por debajo de ser rentable. La eficiencia es importantísima e imprescindible la innovación, sobre todo con el desafío que supone el coche conectado». Junto con ello, hay ganarse la confianza de los clientes, y aquí es vital la transparencia, «incluida la factura».

  • 1