La vejez positiva

Castilleja de la Cuesta acoge el I Encuentro Regional del Envejecimiento y la Dependencia donde se plantearán los retos que deben asumir los sistemas social y sanitario ante el envejecimiento de la población

el 18 mar 2014 / 23:32 h.

vejezEl simple hecho de alargar el tiempo de un semáforo en verde para los peatones mayores de 65 años facilita la vida e integra en el día a día a esas personas que por su longevidad son catalogadas como la «tercera edad». Un gesto que ayuda a estas personas a a envejecer de forma positiva. Objetivo que persigue el I Encuentro Regional del Envejecimiento y la Dependencia que se celebra hasta el jueves en Castilleja de la Cuesta. Solo la localidad anfitriona cuenta con más de 2.700 vecinos mayores de 65 años, cerca de un 16% de su población. Unos datos «maquillados» ya que en los últmos años han llegado de la capital muchas familias jóvenes, según el alcalde de Castilleja de la Cuesta, Manuel Benítez. Con el objetivo de poner en valor la labor social y las necesidades que muchas de estas personas tienen, el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta y el gestor Macrosad han organizado este encuentro donde se atenderá a cuestiones como el envejecimiento digno, el análisis de los servicios sociales prestados a los mayores o las perspectivas del sistema sociosanitario. Además de vivirlo en primera persona, todos aquellos interesados pueden seguir el desarrollo de las mesas en streaming a través de la página web www.macrosad.es. Poner en valor la creatividad como solución será uno de los platos fuertes de este encuentro. Según Andrés Rodríguez, director general de Macrosad, históricamente «los servicios sociales siempre han sabido buscar soluciones con pocos recursos económicos». Por ello, Rodríguez cree que aplicar la imaginación es el mejor camino para seguir dando una cobertura adecuada a las personas mayores. Además de promover un envejecimiento digno, estas jornadas también analizarán la dependencia. Uno de los principales inhibidores de hoy en día es la ralentización del sistema para poder acceder a las prestaciones que otorga la Ley de Dependencia. Un hecho que, según Rodríguez, se podría solucionar si se optara por un sistema en el que se registrase una prescripción inicial y se fuera complementando, «ya que la situación de dependencia de una persona evoluciona». Para ello, el director general de Macrosad propone un sistema que se base en revisiones anuales. Aunque en un primer momento los gastos de dependencia se iban a asumir a partes iguales por los gobiernos central y autonómico –un 50% cada uno–, el director general de Personas Mayores de la Junta de Andalucía, Ángel Acuña, indicó ayer, durante la presentación del encuentro, que la realidad es que la autonomía estaba asumiendo el 75% de los gastos. Un hecho que provoca que haya más de 310 millones de euros menos destinados a cubrir los gastos de dependencia, según Acuña. Siendo las personas mayores mayores uno de los principales valores culturales de la sociedad, una de las formas de ponerlo en valor es a través de la creación de espacios donde interactúen varias generaciones. Según Rodríguez, este tipo de actuaciones «no sólo velan la herencia cultural, sino que también crean un estímulo positivo en las personas mayores». En este sentido, el portavoz de Macrosad apunta que «una sociedad se dignifica cuando cuida tanto de sus pequeños como de sus mayores». Durante esta tarde diferentes responsables de los servicios sociales municipales de localidades como Mairena del Aljarafe, Gelves, Santiponce o San Juan de Aznalfarache debatirán en una mesa redonda la prestación de servicios sociales. Mientras que mañana se pondrán sobre la mesa los retos a los que se enfrenta el envejecimiento y se abrirá el debate sobre las políticas que están siguiendo las diferentes administraciones.

  • 1