Local

La victoria de Hollande abre una nueva etapa para Europa

El líder socialista vence en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con más del 50% de los votos, dejando a Nicolas Sarkozy fuera del Elíseo.

el 06 may 2012 / 16:14 h.

TAGS:

El presidente electo celebra el triunfo con su compañera.
Los candidatos ejerciendo el voto.

"Los franceses han votado el cambio", dijo François Hollande anoche al dirigirse a los miles de personas que estaban esperando en la plaza de la Bastilla para escuchar las primeras palabras del que será su presidente los próximos cinco años.

Finalmente se consumó lo que todos los pronósticos anticiparon y el líder de los socialistas franceses será el ocupante del palacio del Elíseo al conseguir, según los primeros resultados oficiales difundidos por el Ministerio del Interior francés, el 51,56 % de los votos. Imponiéndose así al actual presidente y candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy, que obtuvo un 48,44% de los votos en unos comicios que han estado muy marcados por la mayor crisis económica y social del último medio siglo y en los que la abstención se ha situado, a falta de los ajustes de cifras, en un 19,5%.

Con el triunfo de Hollande, el Partido Socialista regresa al Elíseo tras 17 años de presidencias conservadoras, y su líder se convierte en el segundo presidente socialista de la Quinta República, tras François Mitterrand.

El nuevo presidente afirmó en sus primeras palabras que los franceses "han votado el cambio", que siente "orgullo, dignidad y responsabilidad". Aclamado por los suyos, se comprometió a servir a su país "con la ejemplaridad y la dedicación que requiere esta función". El presidente electo prometió luchar contra el déficit, pero advirtió de que "la austeridad no puede ser una fatalidad".

Hollande se mostró convencido de el día de ayer "debe ser un nuevo punto de partida para Europa". "No somos un país cualquiera del planeta, somos Francia. Y como presidente de la República me corresponderá llevar las aspiraciones que siempre han sido del pueblo de Francia: la paz, la libertad, la responsabilidad", dijo.

Y es que la victoria de Hollande tiene un claro componente europeo: supondrá el final del directorio conocido como Merkozy, la (falsa) simbiosis entre la canciller Angela Merkel y Sarkozy que ha guiado el timón europeo durante el último lustro poniendo todo el acento en la austeridad. Ahora se abre una nueva etapa para la negociación que tuvo ayer su primer paso en las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, quien señaló que seguirán trabajando "juntos por un pacto de crecimiento para Europa" tras la victoria de Hollande.

"Trabajaremos todos juntos en un pacto de crecimiento para Europa, debemos aumentar los nuevos impulsos de crecimiento, a través de reformas estructurales", indicó Westerwelle durante una corta visita a la Embajada francesa en Berlín, según Liberation.

EL ADIÓS DE SARKOZY

El presidente saliente de Francia, Nicolas Sarkozy, se dirigió también a los franceses una hora antes de que lo hiciera el líder socialista, cuando aún sólo se conocían los datos de los sondeos. Sarkozy reconoció su derrota electoral y deseó "suerte" a su sucesor electo antes de declarar su intención de volver a ser "un francés común y corriente".

"Asumo la responsabilidad de la derrota. No soy un hombre que no asuma sus responsabilidades. Soy el presidente, yo era el jefe, y cuando se da un fracaso, soy quien asume la responsabilidad", declaró Sarkozy, quien hizo un llamamiento a la "grandeza" de Francia para comenzar "esta nueva época".

Sarkozy no precisó si seguirá en política, aunque señaló que su "compromiso con el país será distinto". "Mi papel al servicio de Francia no será el mismo después de 35 años de carrera política, después de diez años con la responsabilidad gubernamental al mas alto nivel, después de cinco años en la jefatura de Estado", indicó.

"Nunca podré devolverles lo que me dieron porque ustedes me han dado demasiado", proclamó. "Dénme la libertad de vivir de conformidad con mis ideas, déjenme esta prueba de amor a Francia", añadió.


"Sois eternos, os amo", concluyó el presidente saliente francés, quien había anunciado durante la campaña electoral que si salía derrotado en los comicios presidenciales de este domingo, se retiraría de la política, aunque algunos asesores y personas cercanas al mandatario aseguraban que podría mantenerse al frente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de cara a los comicios legislativos de junio si los resultados no eran demasiado abultados.

  • 1