Cultura

La vida de una hija ilegítima en el seno de la familia Alba

el 23 ene 2011 / 21:11 h.

Retrato de María del Reposo, hija del XV duque de Alba.
-->--> -->

Tras muchos años en la boca de los sevillanos, un libro se decide a profundizar en qué hay de cierto en su historia. El historiador y escritor Fernando de Artacho pone en pie la teoría de la paternidad de María del Reposo Pérez Perrier, fruto de la relación del XV duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia y doña Josefina Perrier y Calderón de la Barca. Los testimonios y escritos que hacen referencia a su vida y su procedencia se relatan en Los otros Alba (Algaida), la nueva obra de este autor.

Ante todo, el autor de obras como El enigma de la Santa Espina deja claro que ésta es una historia "que nunca habría escrito" pero que "los sucesos me obligaron a hacerlo". A través del testimonio de una amiga de María del Reposo, Artacho comenzó a ahondar en su historia, con la que tiene un vínculo familiar. Su padre, Fernando de Artacho y Llorens, es nieto de esta supuesta hija del XV Duque de Alba y Josefina Perrier.

La intención del autor con este libro reside en sacar a la luz la historia de una "gran dama" y reivindicar el tercer apellido de su padre, Fitz-James Stuart, como nieto de María del Reposo Pérez Perrier [Fitz-James Stuart], tal como se refiere en su obra.

A través de testimonios orales, fuentes escritas y apoyándose en el archivo de su familia que data del siglo XIV, Fernando de Artacho dibuja el perfil de una mujer que "sufrió muchísimo" debido a su condición de ser hija ilegítima del XV Duque de Alba. "En cuatro o cinco años perdió a siete hijos, debido a la tuberculosis", explica el ganador del Premio Ateneo de Sevilla de Novela Histórica.

También la define como una señora "muy culta", que dominaba varios idiomas y que estaba muy relacionada con el ambiente cultural de la ciudad. "Era una mujer con una fe sólida, que llevaba una vida ejemplar de generosidad y se dejaba la piel por los demás. Hubiera dado mucho prestigio a cualquier apellido", manifiesta.

Aunque reconoce que en un principio le ofrecieron novelar la historia de la abuela y madrina de su padre, desde las primeras líneas Artacho deja claro que relata los hechos únicamente desde el punto de vista histórico. "La noticia saltó en El Rocío de este año y desde entonces me puse a investigar en profundidad. Aún me llaman muchos testigos para confirmarme la historia. Las conexiones se entrelazan a no ser que alguien me demuestre lo contrario", sentencia.

Sin tener noticias de la Casa de Alba, Artacho deja clara su intención: "No pedimos nada, sólo que le reconozcan a mi padre su tercer apellido" por el gran cariño que le tenía a su abuela, María del Reposo.

-->--> -->

Además de sacar a la luz la vida de María del Reposo, el historiador Fernando de Artacho realiza una radiografía de la sociedad sevillana de finales del siglo XIX y comienzos del XX, para entender la forma de actuar de los protagonistas. Desde el establecimiento de la Corte chica de los duques de Montpensier hasta las bases de una sevillanía "parecida a la de ahora". "La hipocresía tenía un lugar predominante, junto a la maledicencia. Sin embargo, de puertas para dentro, la sociedad era más permisible", dice.

 

 

  • 1