Local

La violencia de hijos a padres crece un 10%

Las chicas van ganando terreno como agresoras, según la consejera de Justicia.

el 29 ene 2010 / 21:14 h.

TAGS:

Unos niños juegan en la barriada de Los Pajaritos, en Sevilla.
El número de niñas que amenazan, gritan o violentan de otros modos a sus progenitores, sobre todo a sus madres, ha aumentado de forma significativa durante 2009, según alertó ayer la consejera de Justicia , Begoña Álvarez. A pesar de que no pudo concretar más datos ni explicar en qué proporción han crecido estos casos -su departamento aún está elaborando el balance del pasado año-, sí afirmó que, en Andalucía, el número de episodios de violencia doméstica protagonizados por menores y denunciados formalmente aumentó en un 10% en los últimos 12 meses. "Las niñas antes eran mucho menos conflictivas y el número de expedientes de niñas ha aumentado en 2009, aunque no es todavía superior al de niños", explicó Álvarez.

La consejera desveló estas cifras tras suscribir en Sevilla un convenio para la puesta en marcha del programa Formar en Justicia con su homóloga de Educación , Mar Moreno, una actividad que servirá para prevenir la "sensación de impunidad" que sienten algunos jóvenes, en la creencia de que si hacen algo malo no les sucederá nada. La consejera de Justicia sostuvo que los ejemplos que incluye el programa sobre bulling o acoso escolar, sobre acoso cibernético, sobre violencia de género y sobre violencia doméstica se acompañan de sus respectivas "respuestas penales", para mayor conocimiento y retraimiento de los menores.

El programa, según ambas consejeras, servirá para "acercar la justicia" a 24.840 estudiantes de tercero y cuarto de ESO de 150 centros educativos que lo han solicitado, durante los meses de marzo, abril y mayo. Estos estudiantes serán divididos en 828 grupos para recibir este módulo formativo, que será impartido en seis sesiones dentro del horario lectivo. Formar en justicia trata de concienciar sobre los delitos, desarrollar la tolerancia y el respeto a las normas de convivencia y de que se adquieran hábitos laborales y la necesidad de contar con una planificación de vida, según sus promotores.

Justicia desarrollará esta iniciativa, supervisada por Educación, a través de la Fundación Pública Centro Andaluz para la Mediación y Arbitraje, que liberará un partida de 356.000 euros para poner en marcha el proyecto y contrata al medio centenar de profesionales que, entre pedagogos, trabajadores sociales y profesores, impartirán los cursos.
Moreno confía en que el programa complemente la educación de los jóvenes andaluces, de quienes dijo que "la convivencia en las aulas mejorará en tanto en cuanto los alumnos sean mejores y mejoras" para enseguida corregir: "No es ninguna convicción política la que he expresado en este gazapo".

  • 1