Local

La Virgen inicia la procesión con el nuevo traje de Pentecostés

Los talleres de bordado de Santa Bárbara y Navarro Arteaga han confeccionado el conjunto.

el 12 jun 2011 / 20:53 h.

TAGS:

Los peregrinos aguardaban ayer con ansiadad la salida en procesión de la Virgen del Rocío.

Cuando el Simpecado de Almonte entró anoche en la ermita, dando fin al Rosario de las Hermandades, cerca de las 3.00 de la madrugada, los almonteños que aguardaban agazapados a la reja desde horas antes no aguantaron más y saltaron la reja, el rito más esperado por los rocieros. Comenzaba así una procesión aparentemente desordenada pero que tiene un orden establecido y que controlan distintas personas designada por la Matriz.

La Virgen del Rocío iniciaba el recorrido tradicional por la aldea, saludando uno por uno a todos los Simpecados de las hermandades filiales, unas en sus casas de hermandad, si están dentro de este recorrido, como Huévar, Villamanrique, Pilas, Coria, Umbrete, Hinojos, La Palma o Triana, y otras en puntos del recorrido indicados por la hermandad de Almonte: en el Acebuchal, en la plaza de Doñana o en la calle Almonte. Pero también se acercará la Señora a las casas particulares de las calles del itinerario, donde los rocieros le cantarán y rezarán como hacen los capellanes de las hermandades cuando tienen a la Virgen delante.

El principal estreno de esta procesión es el traje de la Virgen , ya conocido como el de Pentecostés, que ya ha lucido durante toda la romería. Bordado en los talleres sevillanos de Santa Bárbara, las camaristas se lo pusieron a la Virgen el 12 de mayo, cuando fue trasladada al paso preparando ya esta salida. "Ha sido un poco más difícil ponérselo que los otros trajes porque aún la tela y los bordados están duros y es más complicado hacerle los pliegues. Pero lo hemos hecho con mucho cariño y mucho gusto", comentaba Carmen Morales, una de las camaristas.

Carmen Morales aseguraba ayer que el manto va a gustar mucho: "Es muy bonito, especialmente por detrás, por eso estoy convencida de que va a llamar mucho la atención". Y es que el conjunto -manto, pecherín, cuello, mangas, puños, toca de sobremanto, saya y ropita del Pastorcito Divino-, realizado sobre tejido de tisú de plata en estilo rocalla, contiene 18 cabezas de querubines realizados en madera policromada por el imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga y el manto lleva una pintura que representa la venida del Espíritu Santo sobre la asamblea formada por la Virgen María y el colegio apostólico.

La hermandad Matriz regaló en las presentaciones del sábado una lámina con la imagen de la Virgen con el nuevo traje en conmemoración de este estreno, el primer traje en el siglo XXI.

Las flores engarzadas en la ráfaga, las grandes en tonos naranja y más menudas en rosa y malva, hechas por el hijo de la camarista, también son nuevas.

La visita a la casa de las camaristas, en la plaza del Real, a la espalda de la ermita, con la amanecida, es uno de los momentos más esperados, pero, los dos últimos años, han resultado polémicos: el primero por una petición de Ana Morales que los almonteños no quisieron atender, el segundo porque éstos no llevaron a la Virgen hasta su puerta para que rezaran la Salve subidas en el paso. Unas fotos de la Virgen y del Niño en internet fueron el origen de esta polémica que, esta madrugada, debería quedar zanjada.

Pero mientras llegaba el momento del salto, la aldea vivía una calma tensa. Cuando termina la Misa de Pentecostés, los rocieros parece que se meten en casa, continúan el cante y el baile, como en días anteriores, pero el tono, el volumen, las letras incluso, son otros. Los nervios están a flor de piel y, aunque nadie quiere que termine la romería, todos esperan impacientes el encuentro con la Blanca Paloma en la calle. Cuando comienza el Rosario, tras acercarse un rato corto a la Plaza de Doñana, van cogiendo posiciones en el interior de la ermita y frente a la puerta para presenciar el ansiado salto y la salida de la Virgen del Rocío frente a las marismas de Doñana.

  • 1