Economía

La vivienda libre ha perdido más de la mitad de su valor en Sevilla desde 2007

La capital hispalense, con un 55%, presenta el mayor ajuste de precio de las ocho mayores ciudades del país. El metro cuadrado se pagó a 1.349 euros al cierre de 2013 en la ciudad, cuando hace seis años llegó a 3.010

el 14 ene 2014 / 23:32 h.

TAGS:

No. El mercado inmobiliario aún no ha tocado suelo y continuará a lo largo de 2014 con su particular ajuste. Los expertos, eso sí, no esperan ya grandes debacles de precios, aunque sí vaticinan para este ejercicio descensos más moderados. Sin embargo, si se mira hacia atrás para remontarnos al momento previo al estallido de la burbuja, es decir, cuando los precios de las viviendas alcanzaron su máximo histórico –que coincide con finales de 2007– y lo comparamos con el nivel actual, la depreciación que acumula el sector en España se sitúa ya en el 45,6 por ciento, consecuencia de que el metro cuadrado se pagara de media en el país en el último trimestre del año pasado a 1.307 euros frente al pico de 2.401 que llegó a alcanzar, según los datos de Sociedad de Tasación. VIVIENDA-PRECIOSEspecialmente destacado es el caso de la ciudad de Sevilla, que protagoniza la mayor pérdida de valor de mercado de la vivienda nueva y usada en los últimos seis años entre las ocho mayores ciudades de España, según la compañía tasadora, que precisa que el metro cuadrado de la vivienda libre registró un techo de 3.010 euros, mientras que en el último trimestre de 2013 su valor se redujo hasta los 1.349 euros. Dicho de otra manera, por un piso de 70 metros en la capital comprado en diciembre de 2007 por 210.700 euros no se pagarían hoy más de 94.430 euros, lo que implica una pérdida de valor del 55,2 por ciento, prácticamente diez puntos porcentuales por encima de la media nacional. Por detrás de Sevilla en este particular ranking se situaron las ciudades de Zaragoza (con una depreciación del 53,4 por ciento y un máximo de 2.747 euros el metro cuadrado), Valencia (51,8 por ciento y 2.607 euros), seguidas de Madrid (45,1 por ciento y 4.009 euros). Algo inferior fue la pérdida de valor en la ciudad de Barcelona (44,4 por ciento y 4.543 euros), así como la registrada en Málaga (38,8 por ciento y 2.527 euros), Bilbao (37,5 por ciento y 3.707 euros) y, cerrando este listado, La Coruña (donde la depreciación se situó en el 25,3 por ciento y 2.290 euros). Hasta aquí la comparativa del precio máximo que alcanzaron las transacciones inmobiliarias en las mayores ciudades, que en el caso de Andalucía –donde el techo rozó los 2.010 euros– acumula un descenso del 41,2 por ciento. El metro cuadrado en la capital hispalense cerró el cuarto trimestre de 2013 a un precio de 1.349 euros, con un desplome del 20,3 por ciento respecto a igual periodo de 2012. Las estadísticas precisan que el mayor ajuste lo sufren los inmuebles con peores calidades, cuyo precio descendió un 18,8 por ciento, hasta una media de 837 euros el metro. Por contra, las viviendas de mejores calidades y que presentan un coste medio de 2.479 euros el metro cuadrado, suavizaron la caída hasta el 12,1 por ciento. Además del comportamiento de la capital, es posible cotejar también cómo han evolucionado los precios en algunos de los principales municipios de la provincia, aunque esta radiografía se centra únicamente en la obra nueva. De ese análisis se extrae que la mayor rectificación desde que pinchó la burbuja hasta hoy la asume Utrera, donde el coste se ha derrumbado un 29 por ciento, con lo que el metro se paga a 1.064 euros. Le sigue Alcalá de Guadaíra, donde los inmuebles se han rebajado un 27 por ciento, dejando el metro cuadrado actual en 1.330 euros, junto con Mairena del Aljarafe, con un ajuste del 25,5 por ciento (1.254 euros). Aún por encima del 20 por ciento se encuentra Dos Hermanas (un 22,6 por ciento menos y 1.389 euros el metro), a la que sigue Écija (con el 19 por ciento y 1.129 euros) y Lora del Río que, con un coste de 1.113 euros, ha visto caer los precios un 17 por ciento. El mejor comportamiento lo protagoniza Morón de la Frontera, con un descenso acumulado del 12,4 por ciento y 1.228 euros. Sociedad de Tasación pronostica que el mercado inmobiliario mantendrá en 2014 una débil demanda y augura que los precios continuarán cayendo “hasta que se absorba el excedente de oferta existente”. Así, la dificultad para acceder al empleo y mantenerlo, la eliminación de incentivos fiscales para la compra de una vivienda y el incremento del IVA a finales de 2012, las trabas de acceso a la financiación, el aumento de los requisitos en las políticas de concesión y la gran concentración de activos en algunos operadores, dificultan el incremento de actividad en el sector, concluye el estudio de la tasadora, que apostilla que la entrada de fondos de capital riesgo podría favorecer la absorción de una parte considerable del stock existente.

  • 1