Local

La voz de la Navidad

El coro de campanilleros de Ibarburu cumple 25 años.

el 25 dic 2009 / 20:21 h.

TAGS:

El temporal obligó al coro a refugiarse el miércoles.
Cualquier nazareno que en estas fechas salga a ver los actos de Navidad probablemente se encuentre con el coro de campanilleros de Ibarburu, un grupo de 26 personas que amenizan las calles de la ciudad con sus cánticos. Un espectáculo que perdura desde hace 25 años y que sólo puede verse en estas fiestas.

Durante las vacaciones blancas de 1983, un grupo compuesto por nueve familias se reunía en un local para pasar las fiestas. Allí se cantaban las canciones tradicionales y los villancicos y en ese momento "a uno de nosotros se nos ocurrió salir por el barrio de Ibarburu para cantarle a la gente, salimos con una guitarra y un par de instrumentos más. Nos hacíamos llamar las nueve familias", relata Manuel Morales, miembro de una de las tres familias que quedan en activo, junto con los Mena Sousa y los Vaquero.

La intención no fue otra que "recuperar una costumbre muy antigua que se estaba perdiendo, pero que décadas antes había sido muy popular", explica el actual director del coro, Antonio Morales, el primo de Manuel que sucedió a Juan Franco, su cuñado.

Aquella primera actuación, casi improvisada, tuvo una acogida enorme dentro de la gente de este barrio obrero de la zona sur, por lo que se decidió que al año siguiente se procedería de igual forma.

"En ese momento (1984) llegaron los concejales Francisco Sánchez (antiguo edil de Urbanismo) y José López Guisado (actual concejal de Medio Ambiente), nos comentaron que querían que cantáramos en algunos sitios de la ciudad, en el pregón de los Reyes Magos y cosas así", explica Manuel. Y ya que iban a salir fuera del barrio, se decidió cambiar el nombre, pasando de nueve escasas familias a representar en Navidad al barrio de Ibarburu.

Un coro tan veterano tiene ya su colección de grandes éxitos, tales como Tradición y Con Sevilla está soñando, dos temas que "ya ni ensayamos, porque las tenemos muy trabajadas y sabemos que la gente las acaba pidiendo porque les gustan mucho", explica el director, que no puede evitar pensar que ya tiene 75 años y "sólo deseo que llegue más gente.

Si me vienen unos jóvenes y me dicen que se hacen cargo del coro y nosotros nos quedamos en segundo plano, yo dejo de ser director y les doy paso a ellos", concluye el veterano cantante.

  • 1