Local

La voz de Sevilla

Hay unos cuantos hablando constantemente en nombre de Sevilla. Son portavoces inoficiosos, secuestradores de la voz de Sevilla. Y acabamos por caer en la tentación reduccionista de pensar que lo que esos dicen es lo que piensan los sevillanos.

el 15 sep 2009 / 18:19 h.

Hay unos cuantos hablando constantemente en nombre de Sevilla. Son portavoces inoficiosos, secuestradores de la voz de Sevilla. Y acabamos por caer en la tentación reduccionista de pensar que lo que esos dicen es lo que piensan los sevillanos. Y no es así. Una Sevilla enorme vive con orgullo en sus barrios que han dejado de ser invisibles. Ellos mismos llegaron a aceptar que Sevilla era el perímetro que queda dentro de su casco antiguo y aledaños. La gran transformación de la ciudad ha permitido a miles de ciudadanos vivir en ese potente espacio urbano que es Sevilla Este y que las comunicaciones van permitiendo integrar en la vida compleja de la ciudad. Dentro de poco nada va a quedar lejos de nada. Ya ocurre. Si se quiere conocer lo que piensan los sevillanos urge preguntarles y no acudir a intermediarios. Porque esos ya se opusieron a la Expo-92. Abominan de la torre Pelli porque tienen bastante con la Giralda cuyas medidas son el límite de todas las cosas. Las setas les parecen una excrecencia y todavía sostienen que el metrocentro es una inutilidad.

Hay que identificar bien la voz de Sevilla para no equivocarse y eso exige esfuerzo. Cada uno hace política como puede pero hay que buscar la voz real en vez de forzar esa voz haciéndonos creer que lo que piensan unos pocos es lo que piensa el resto.

Los Remedios es un barrio estéticamente feo. Pero oponerse a hacerlo más cómodo es sorprendente. Si el Ayuntamiento sigue haciendo las cosas a pesar de las plataformas de los activistas del NO, dentro de unos años, cuando la bronca esté amortizada, los vecinos de la calle Asunción bendecirán la peatonalización. No hay ahora un comerciante que siga clamando contra la de Tetuán a la que vaticinaban males sin cuento.

Hay que buscar la auténtica voz de Sevilla, la voz de los sevillanos, de los vecinos que votan y la de los visitantes que no votan pero aportan valor a esta gran ciudad. Los secuestradores de la voz de Sevilla tratan de hacernos creer en una ciudad que no existe. Y se inventan una ciudad-decorado. Pero Sevilla es mucho más.

Abogado. crosadoc@gmail.com

  • 1